UNA QUIMERA DE LA ILUSTRACIÓN

DE LA DÁRSENA HASTA LA ESCLUSA 42, EL RECORRIDO POR LAS ORILLAS DEL CANAL DE CASTILLA ES UN PASEO EXCEPCIONAL EN LA MESETA CASTELLANA.

Nació el canal con la quimérica pretensión de atravesar la Cordillera Cantábrica y unir el corazón de la meseta con el mar. No se consiguió finalizar aquella empresa de titanes que comenzó en 1753, y los trigos terracampinos sólo llegaron, en barca, hasta Alar del Rey. Desde allí, el ferrocarril transportaba el cereal hasta el puerto santanderino.

En el barrio de la Victoria, de Valladolid, está la dársena donde termina el ramal del sur, cuya obra concluyó en 1835. Hasta 1849 no estuvo en uso la dársena de Medina de Rioseco – el ramal de Campos-, y entonces ya esta insólita arteria de agua quedó practicable para la navegación. En total, 207 kilómetros navegables, construidos, muchos de sus tramos, por presidiarios.

En la dársena del barrio de la Victoria comienza un largo paseo que vamos a concluir en la esclusa 42 -la última del canal-, cuyo edificio sirvió antes de almacén y fielato, y ahora es un tecnificado centro de control del canal. Esta esclusa, además, parece que es la única cuyas puertas siguen funcionando. Cuando en los años 60 del siglo XX se decidió que el canal fuera para uso de regadío, se hicieron muchas transformaciones: se redujeron alturas en las esclusas, se estrechó la lámina de agua, se reconstruyeron los muros de las orillas y las compuertas desaparecieron o quedaron inutilizadas.

No obstante todos estos cambios, casi todos los elementos del canal que se ven en el recorrido de este paseo tienen la declaración de Bien de Interés Cultural: la citada esclusa 42, la dársena, los talleres, la fragua y los almacenes. En realidad, todo el canal tiene atribuida esta declaración desde 1991, con categoría de Conjunto Histórico. Se reconoce, así, el valor de esta obra colosal de la época de la Ilustración. Andar por las orillas del canal, caminos de sirga, es recorrer uno de los patrimonios históricos industriales más importantes de España.

Una densa arboleda jalona los caminos, cuyo itinerario desde la dársena debe comenzarse por la orilla derecha y cruzar hacia la orilla izquierda en el primer puente que se vea. La grafiosis de la década de los ochenta del siglo XX también hizo estragos en los olmos que crecían en las orillas del canal. Ahora, algunos ejemplares se recuperan entre la alameda. En el tramo más urbano, numerosos patos y pollas de agua acompañaran el camino al que asoman varios barrios de la ciudad: la Maruquesa, Fuente el Sol, la Parva de la Ría, la Victoria y, ya casi al final, las ya despobladas casas de TAFISA.

A determinaras horas es muy interesante prolongar el paseo hasta el puente Berrocal, por cierto, también declarado Bien de Interés Cultural. Este puente está en la carretera que conduce hasta el barrio de la Overuela, en el punto en el que el canal se roza con el gran meandro del Pisuerga. Este meandro alberga importantísimos restos arqueológicos de una de las ciudades-estado vacceas. Desde el puente Berrocal, mirando hacia el Soto de Medinilla, donde está el poblado vacceo, en las primeras horas del día y al atardecer, se puede contemplar la evolución de las aves que planean sobre el soto en búsqueda de alimento. Un bello espectáculo que se puede disfrutar en un paseo que no necesita durar más de un par de horas.

El Canal de Castilla, pese a lo que se cita en muchas ocasiones, jamás ha perdido, oficialmente, la condición de navegable. Ningún decreto, orden o circular ha advertido de que en 1959 el Canal de Castilla dejó de ser, de facto, navegable (aunque en 1952 se había escrito lo siguiente:”La navegación del Canal no resuelve ningún problema social y es lo menos servicio público posible”.)

Otra cosa es que las modificaciones a lo largo de su trazado lo hagan de imposible navegabilidad: las esclusas ya no actúan como tal para salvar los desniveles del terreno y se ha estrechado el cauce en muchos lugares para acelerar la velocidad del agua.

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s