LUGAR DE ABUNDANTE PESCA

“En los años buenos, hace ya mucho tiempo, el lavajo de las Lavanderas se llenaba tanto de agua que se llegaba a unir con el bodón de Brahojos, hacia Medina del Campo, y se formaba una laguna enorme”,  comenta un veterano del municipio de El Carpio.

La penuria de agua que en los últimos años ofrecen los bodones de la comarca, no hace sospechar que, por ejemplo,  en el pasado las Lagunas Reales de Medina del Campo fueron lugares de abundante pesca de tenca y anguila. Tanto es así que en la Colegiata de San  Antolín, de Medina  se levanta una gran capilla que se financió, en parte, con los ingresos que la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias  obtuvo por los derechos de explotación de la  pesca  en las Lagunas Reales que les concedió  el Ayuntamiento,  aunque para eso hay que remitirse al siglo XVIII.

Tan importante era la pesca en las  Lagunas, que en el XVI llegaron a nombrar un guarda que vigilara el que no se realizara pesca furtiva. Y tanta pesca producía, que un siglo después se sustanció un pleito sobre la propiedad de estas lagunas, pues  el término de Gomeznarro reclamaba que eran de su propiedad y no de Medina. Pleito que  Fernando VI falló en favor de los de Medina, tal como relata el historiador Gerardo Moraleja.

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s