¡VELAY!

(Un puñado de artículos que comenzaré a publicar de inmediato)

Siempre me  llamó la atención esta interjección, antigua, en desuso, muy característica de Valladolid, de diversos significados según el contexto… ¡velay!: ¡claro!, ¡naturalmente!, ¡helo ahí!… ¡velo tú! También se puede escribir ¡velahí!

Cuenta un señor de Renedo de Esgueva que su abuela la utilizaba para todo, para reñir, mostrar resignación, explicarse, señalar algo: ¡pues velay!

También sirve para indicar resignación o indiferencia: ¿qué le vamos a hacer?

Pero vamos a olvidar esta última aplicación. Me quedo con el ¡ahí tienes!

¡Velay!, contracción de ¡vele ahí!, según Narciso Alonso Cortés. Esta interjección inspiró un seminario festivo literario en Valladolid en 1885.

En Retazos de Torozos (1968), Blas Pajarero (Pablo Rodríguez) escribió:

“Hoy me ha amanecido el día a versos.

Velay que esto sea poesía, aunque tan

cortilargo y desparramado me quede”.

Leopoldo Cano publicó en 1895 una obra de teatro: ¡Velay! comedia en tres actos y en verso, y en uno de los actos relata:

-“Y ¿a qué viene usted?

-¡Veláy!

-¿Veláy?

-Castellano es. Velo tú, o míralo ahí. ¡Veláy! decimos allí”.

(En este caso, Leopoldo Cano acentúa la palabra)

Con esta interjección que tan curiosamente expresa un ¡ahí está!, ¡míralo!,  voy a dar título a una docena de artículos que se detendrán  en asuntos relacionados con el patrimonio menos valorados por los estudios convencionales

¡Velay! se trata de una invitación a fijarse en edificios y construcciones más desapercibidas del entorno  urbano que, sin embargo, son de gran importancia  para la historia, la cultura y las personas de los municipios, y se pueden contemplar en la mayoría de las poblaciones de Valladolid, o de cualquier otro lugar.

 

Anuncios

4 comentarios en “¡VELAY!

  1. En Aldeamayor tambien nos comemos la “L”. Veay que equivale a Ve ahí. Tambien se sigue utilizando pero por generacion anterior. Esplendido el comentario de Jesus. Gracias por el remember

    • Sari, el viernes estuve en Aldeamayor participando en una charla sobre el agua en tu pueblo. Me gustó que la gente diera valor al viejo depósito del agua (el bombo lo llamaban). Todo lugar, por pequeño que sea, tiene valores que conservar y realzar.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s