ROB ROY, JEFE DE LOS CLANES ESCOCESES, Y VALLADOLID

La historia está cuajada de acontecimientos trascendentales tanto para el devenir de la ciudad como de la historia de España. Detrás de aquellos hechos hubo  personas relevantes. Casi todas han quedado reflejadas de manera destacada en los libros. Además, raro es el municipio, por pequeño que sea, que no presuma  que por él pasara o pernoctara  un rey o una reina.

Sin embargo, pocas veces se ha divulgado la existencia de personajes que, en este caso relacionadas con Valladolid, han tenido un protagonismo en la historia cuanto menos interesante.

Larga podría ser la lista de personas, poco o nada conocidas, que contribuirían a escribir algo así como otra historia de Valladolid (la cara B, siguiendo un símil de la vieja industria discográfica). Me limito a apuntar unos pocos personajes.

No es improbable que el mítico Rob Roy, defensor de los derechos de los escoceses, leyera algunas misivas enviadas desde Valladolid. Esto pudo llegar a suceder porque en 1719 los consejeros de Felipe V plantearon invadir Gran Bretaña. Idearon un plan de desembarco que exigía la colaboración de los independistas escoceses.rob roy Para ello se encargó al duque de Ormond que iniciara los contactos con los rebeldes, que no eran otros que los clanes dirigidos por Rob Roy. ¿Y desde donde estuvo operando el duque? Pues desde Valladolid,  donde permaneció por espacio de varias semanas escribiendo a los colaboradores ingleses con la causa española. Sin embargo aquella ambiciosa operación bélica fracasó, pues los soldados que desembarcaron inicialmente en una maniobra de distracción, tuvieron que rendirse a las tropas del rey Inglés.

Alfonso de Espina, en 1485,  publicó un libro titulado  Fortalitium Fidei, uno de los textos que integran los Tratados Demonológicos. De Espina, famoso predicador,  quiso contribuir a advertir sobre los peligros que acarreaba iniciar tratos con el diablo. Estaba muy extendido en aquella época que había personas que para conseguir sus fines pactaban con el diablo. Pero la verdad es que su texto arremetía también contra herejes, moros y judíos. Su texto se ha llegado a calificar como un catecismo de odio hacia los judíos. Este clérigo era un franciscano del convento de Valladolid que llegó a rector de la Universidad de Salamanca,

El teólogo jesuita Martín Antoine del Río, que vivió entre los siglos XVI y XVII, tuvo gran influencia en toda Europa por sus clases magistrales. El mismo año de su muerte se publicó su extensa obra Disquisitiorioum magicarum libri sex. Se trata de una auténtica enciclopedia sobre magia, alquimia y brujería. Del Río fue un erudito que dominaba las lenguas clásicas y los principales idiomas europeos, cuya única actividad pública ejercida en España fue la impartición de clases en la Universidad de Valladolid.

La fama de los dramaturgos y poetas más relevantes del Siglo de Oro español, ha eclipsado a otros muchos escritores. Tuvo Valladolid en aquel siglo dorado un amplio círculo de literatos que demostraron acreditada calidad. Y de entre ellos, acaso de los más desconocidos sea, precisamente, una mujer: doña Beatriz Bernal, que fue la única en toda España que escribió una novela de caballerías (muy de moda por aquella época). De largo título que se puede resumir en Don Cristalián de España. Nuestro historiador Antolínez de Burgos dijo de la novela que se la podía comparar a los mejores libros de la época. Pero, sobre todo, la escritora demostró ser una persona culta que tuvo la enorme osadía de invadir el terreno de lo masculino, destruyendo los prejuicios moralistas de la época que consideraban a las mujeres carentes de ingenio.

Y, por último, he de referirme necesariamente a un personaje que a pesar de tener una calle a él dedicada (Cardenal Torquemada), en el barrio de Rondilla es, paradójicamente muy, muy desconocido. Y esto sucede por la sencilla razón de que su nombre le ha jugado la mala pasada de que la mayoría de las personas crean que la citada calle está dedicada al inquisidor Torquemada, valido de los Reyes Católicos y personaje controvertido que pocas simpatías despierta.cardenal torquemada imagenSin embargo el Cardenal Torquemada (Juan de Torquemada) de la Rondilla fue un cultísimo clérigo del siglo XV, doctor en teología,  protector de artistas, experto en Derecho y reconciliador de religiones. Prior de San Pablo de Valladolid mandó construir la fachada del convento (ojo, no la de la iglesia).

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s