UNA ENIGMÁTICA ERMITA

A la salida de San Miguel del Arroyo, en dirección a Viloria (por la carretera vieja), y antes de trazar la curva que cruza el arroyo del Henar, sale un camino que conduce hacia la ermita del Santo Espíritu. El camino está flanqueado por una frondosa chopera que se alimenta de las aguas del Henar que, discreto, discurre por la derecha. En apenas unos quince minutos estaremos  ascendiendo la pronunciada cuesta que llega hasta los restos de esta iglesia cisterciense con aspecto de fortaleza: la orden del cister buscaba sitios apartados en los que fuera más fácil inducir a la meditación.

Nos hallamos ante la ermita que también se conoce como Virgen de Fuenlabradilla (patrona de San Miguel) o ermita de las Huelgas, como el nombre del valle que nos ha traído hasta aquí. No debe darnos temor introducirnos en lo que queda de esta enigmática construcción a la que, incluso, se le ha atribuido presencia templaria. Además, Don Exiquio, culto e  hijo del pueblo emigrado a Madrid y que compró la ermita, informó sobre el magnetismo del enclave, advirtiendo que podía ser un buen lugar para el estudio de fenómenos paranormales. Y es gracias al empeño que puso Don Exiquio, en colaboración con voluntarios del municipio, el que aún se conserve la espadaña y que el resto de las construcciones no se hayan venido abajo irremediablemente.0

Poco o casi nada se sabe de esta ermita, iglesia cisterciense con elementos arquitectónicos del siglo XI. Predomina la arquitectura románica, con posteriores elementos góticos, y una sobria espadaña que alojaba las campanas mira hacia el valle, hacia San Miguel. Un estudio dirigido por Mª Soledad Parrado Cuesta en 1996, no hace sino abundar en un terreno de hipótesis, pues  “el vacío de documentación que poseemos”, dice la autora, “dificulta enormemente las labores de investigación sobre los hechos concretos que dieron lugar al levantamiento de la construcción y su posterior abandono”.

En cualquier caso, es imprescindible demorarse rodeando los restos de esta vieja construcción de la que sabemos que el siglo XVIII aún un ermitaño cuidaba de la ermita.

Por su entorno,  tradicionalmente se recogían hierbas medicinales; y para mayor misterio del lugar se sabe de la existencia de un pequeño tesoro que se encontró a finales del XVIII, tal como ha relatado Carlos Arranz Santos, investigador e historiador.

Nuestro paseo lo completaremos remontando hacia el páramo por el camino que sale por detrás de la ermita. Sin perderlo, volveremos a bajar, esta vez  hacia el valle de Fuentes Claras, que así se llama el arroyo que por él discurre. Giramos hacia la izquierda (ya en dirección a San Miguel) por el camino de Aldealbar, y a nuestra derecha, en la parte alta del valle, podemos observar como asoma el extenso pinar del Negral, que por fuerza recorreremos en otra ocasión.

En total, un paseo de algo más  de una hora.

1

Camino del valle de las Huelgas

 2

 Lo primero que nos recibe es un potente muro en el que se abre una puerta ojival gótica

 2a

 Panorámica del edificio. A la izquierda se aprecia una pequeña construcción “moderna” que hace pensar en que al menos ocasionalmente se habitó

 3

 Acceso a la pequeña capilla. Se observa el trabajo de rehabilitación

 4

 La espadaña vista desde el interior de la capilla

 5

 Interior de la capilla

 5a

 Panorámica del valle de las Huelgas, al atardecer

 6a

 Cantera junto a la ermita, donde se aprecia los cortes de la piedra caliza que a buen seguro se usaría en la construcción de la ermita

 7

 Valle de Fuentes Claras, siguiendo el camino de Aldealbar, de vuelta a San Miguel del Arroyo

Anuncios

7 comentarios en “UNA ENIGMÁTICA ERMITA

  1. Hola Jesús: Y nadie te ha comentado la leyenda que existe, sobre una boca de cueva, en esta ermita, que comunica con la Cueva de la Mora, de Aldealbar. Un abrazo. Jesús Minguela Pascual.

  2. Hola Jesús, qué tal estás? Pues la verdad es que me parece que está mejor la página, ya sólo ver una foto grande, letras grandes… creo que resulta más atractiva, igual que los enlaces a otros temas. Muy bien. Por cierto, piensa en la posibilidad de introducir a veces algún vídeo que tú mismo grabes con el móvil o que te graben a ti en el lugar. No hay por qué hacerlo muy complicado y la verdad es que tiene mucha aceptación en internet. Bueno, son ideas. Mucho ánimo con este afán divulgador. Un beso Pilar

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s