NUESTROS PARTICULARES RASCACIELOS

El caserío de Valladolid nunca tuvo una buena relación con las alturas, teniendo en cuenta que buena parte de los edificios más altos de la ciudad son producto de desafortunadas decisiones y de una ocupación del territorio más atenta a la especulación que a otra cosa.

Sea como fuere, la ciudad tiene unos edificios que son referentes en el perfil urbano. Y a partir de algunas de las construcciones más altas propongo un paseo por Valladolid.

El Duque de Lerma, junto al puente Mayor, es el edificio más alto de Valladolid. No he conseguido una información exacta sobre su verdadera altura, que ronda los 80 metros.

Este edificio, de azarosa historia, comenzó a construirse en 1970 para ser un hotel. Inacabado, pasó a manos de la administración pública para, finalmente, terminar convertido en viviendas tras una polémica decisión municipal.

Es el caso, que en 1999 fue inaugurado, ofreciendo el aspecto que ahora tiene y con su última y panorámica planta, aún desocupada.0

La segunda construcción en altura quizá sea la torre de la Catedral de Valladolid, que con los 8 metros del Cristo que la corona, su altura total también anda por los 80 metros. Dentro de unos meses un ascensor permitirá acceder a un mirador situado a 70 metros (por debajo de la cúpula que sujeta la sagrada figura). Tampoco la construcción de este ascensor está libre de polémica, pues el gasto de su instalación ha sido contestado por diversas organizaciones y partidos.

Esta única torre de lo que debió ser un gran templo con otras tres más, se terminó de construir en 1923, año en el que se instaló el Cristo que la corona. Unas  obras           que comenzaron en 1880, y que vinieron a sustituir la única torre que existía en el edificio y que se había derrumbado en 1841. A este respecto merece indicar que el derrumbe de 1841 no solo fue un desgraciado accidente (sin víctimas), sino que dejó sin reloj público a la ciudad, por lo que el Ayuntamiento se aprestó a buscar una solución que subsanara el problema (tengamos en cuenta que la inmensa mayoría de la población se regía por los toques del reloj de la catedral). Es una curiosa historia que requiere otro artículo.

Y llegamos al edificio de las Mercedes, en el Paseo de Zorrilla 110, frente a la plaza de Toros. Este edificio, que alcanza los 65 metros, lo fecharemos en 1961/ 1964. Fue en su momento el más alto de Valladolid, una demostración del desarrollismo y la “modernización” de la ciudad.

Y ya tendremos que irnos a la moderna torre del Museo de la Ciencia para que con sus 55 metros de altura (antena incluida), nos sitúe en el cuarto edificio más alto de la ciudad.

A partir de aquí, edificios como Riosol, en la calle Doctrinos con fachada al paseo de Isabel la Católica, frente a la llamada Torre de Valladolid, etc. nos encontraremos con bloques de viviendas que rondan los 50 metros. Casi todos a lo largo de las riberas del Pisuerga, río sobre el que se ciernen sus alturas y que en alguna medida “ahogan” su cauce… Pero, en fin, como se defendía uno de los arquitectos que más contribuyeron a que estos edificios se prodigaran en Valladolid: “Ahora se les critica, pero tengo que decir que la sociedad de la época  los aplaudía”.

En cualquier caso, “rascacielos” muy lejos de la Torre Caja Madrid (en Madrid), de 250 metros, o el hotel Bali de Benidorm con 190 metros.

Bien, la ruta que propongo por los cuatro edificios indicados es un  paseo que, a poco que se callejee, supera los 7 km…. (como una hora y media)

Por cierto, espléndido el otoño en las riberas del Pisuerga.

 

1

La torre de la Catedral, teniendo en cuenta que está construida en la parte alta de la ciudad histórica, es una edificio destacado en el caserío vallisoletano

 

 2

El Museo de la Ciencia abrió sus puertas al público en 2003. Al fondo de la imagen, a la izquierda de la torre, destaca el edificio de Las Mercedes

 3

 Las Mercedes, visto desde el Paseo de Zorrilla, tiene 20 plantas

 

 4

No, si nadie es supersticioso… pero por si acaso: placa conmemorativa de la inauguración del Duque de Lerma

 

 5

Y en este paseo fotografié a un cormorán haciendo la danza nupcial, junto al puente de Doña Eylo

 

Anuncios

2 comentarios en “NUESTROS PARTICULARES RASCACIELOS

    • Cierto… Hay ciudades, como Colonia, que rechazaron en referendum que se construyera un edificio más alto que la torre de su Catedral. Y sin embargo, en New York, los rascacielos lo son todo en la imagen de la ciudad.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s