CASA DE JOSÉ ZORRILLA: AIRE DE ROMANTICISMO

El descuido de una criada permitió que el niño José entrara en aquella habitación que siempre estaba cerrada. Era el dormitorio de huéspedes de la casa que ocupaba la familia Zorrilla, y nadie entraba en él salvo ocasionalmente para ventilarlo. Pero  aquel día, José empujó la puerta entreabierta y vio que sentada en la silla de la habitación estaba su abuela paterna Nicolasa. Había fallecido antes de que naciera el que sería futuro poeta y dramaturgo, por lo que éste nunca llegó a conocerla. Pero ahí estaba su abuela con la que, recogido en su regazo, estuvo charlando. Desde entonces acá no son pocas las veces que el espectro de Nicolasa vaga por la casa del poeta.

Era esta una casa que la familia tenía en alquiler y en la que el dramaturgo vivió hasta cumplir 7 años,  y a la que volvió mucho tiempo después, laureado y afamado. Y si el resto de España fue justo con él reconociendo sus méritos, y para ello se le eligió miembro de la Academia Española en 1882 -cumplidos los 65 años-, no lo fue menos la ciudad que le vio nacer. Para ello, el Ayuntamiento de Valladolid acordó, también aquel año, nombrarle “Bibliotecario y Cronista honorario de la Corporación”, cargo que le reportaba una gratificación de 4.500 pesetas anuales que contribuyó  a aliviar su precaria economía.0

El ambiente de la casa refleja la época de Zorrilla. Muebles, decoración, lámparas, instrumentos de música, mesas y sillas recrean un lugar en el que se vivía y también se recibía. Pues quien se diera a conocer como poeta en Madrid ante el féretro de Larra, alcanzó la fama y reconocimientos suficientes como para tener numerosas amistades en todos los ambientes sociales

No son originales todos los muebles de la casa, aunque la mayoría han sido donados por la familia de Zorrilla, pero sí algunos le pertenecieron y fueron usados por él. Por ejemplo la mesa, sillón y librería del escritorio.  También la Diputación Provincial ha depositado algunos muebles en la casa.

El fallecimiento de Zorrilla, acaecido en 1893, a punto de cumplir 76 años, fue un  acontecimiento en la villa de Madrid, cuyos habitantes salieron a la calle para despedir el cuerpo del poeta.  Y tres años después, sus restos  fueron traídos al  cementerio de Valladolid para que reposaran en el panteón de Personas Ilustres.

De su fallecimiento hay dos testimonios en la casa: la mascarilla mortuoria que le moldeó Aurelio Rodríguez Vicente Carretero, el mismo que más tarde fundiría la estatua en bronce que preside la plaza de Zorrilla; y el sillón del escritorio, donde dice la tradición que murió, toda vez que los problemas respiratorios que le aquejaron durante los últimos días de su vida le impedían estar tumbado largo tiempo y que, por tanto, sentía algún alivio sentado en este sillón y recostado sobre el escritorio.

CASA DE JOSÉ ZORRILLA: c/ Fray Luis de Granada, 1. Valladolid.

VISITAS: martes a sábado: 10 a 14 y 17 a 20 h. Domingos y festivos: 10 a 14 h.

 1

 En el salón de la música, que acoge un piano y un arpa, artistas y políticos pasaban algunas tardes alrededor del autor de “Don Juan Tenorio”

 

1-1

Corona laureada de bronce que preside el comedor. Le fue entregada por el Ayuntamiento de Barcelona entre las 892 coronas, algunas de oro, que le regalaron  corporaciones, liceos y ateneos de toda España cuando  fue coronado en Granada, en 1889 y con 72 años, Poeta Nacional en presencia de representantes de la Reina y de numerosos políticos, artistas y escritores

 

2

Escritorio y sillón utilizados por Zorrilla

 

2 aPajarera típica de las casas burguesas de entonces

 

3

Una costumbre de la época era decorar los abanicos, incluso que estuvieran dedicados, como si se tratara de los actuales autógrafos

 5

La habitación de los huéspedes, donde según la leyenda se apareció la abuela al poeta

 

6 

Apunte al natural tomado en el féretro de Zorrilla. Está junto a la máscara mortuoria que luego serviría para la estatua del poeta en la plaza de Zorrilla

 

7

Calesa original usada por el escritor

 

8

Jardines de la Casa de Zorrilla

Anuncios

Un comentario en “CASA DE JOSÉ ZORRILLA: AIRE DE ROMANTICISMO

  1. El trabajo bien hecho y el buen gusto me hace felicitarte, me entretienes y disfruto viendo tus trabajos, me gustaría conocerte ya que parece ser tenemos la misma afición.saludos

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s