RELAJADO DISCURRIR POR BELÉN Y PILARICA

Curiosos barrios son Belén y Pilarica, pues han ido creciendo a la par. Barrios marcados en sus años de desarrollo por la labor concienciadora de los curas jesuitas de la parroquia de Nuestra Señora del Pilar, cuya iglesia centenaria se levanta en la plaza Rafael Cano.

El barrio Belén fue creciendo hacia Pilarica ocupando antiguas huertas, y la Pilarica iba alargando la calle Nueva del Carmen hasta encontrarse con el caserío de Belén.

Ya en los ochenta, Belén vio construida su iglesia parroquial -independiente de la de Pilarica-, en las inmediaciones de la calle Doce de Octubre, pero el caprichoso destino había querido  que el Ayuntamiento pusiera el límite territorial entre ambos barrios en la calle Nochevieja, dejando la parroquia de Belén del lado “oficial” de Pilarica, lo que dio lugar a una mezcla entre ambos barrios, pues la gente de Belén considera  suyo un territorio que también consideran como propio las gentes de Pilarica.

Qué mejor pretesto para que el paseante, que no entiende demasiado de disputas territoriales, de un largo paseo por ambos barrios, quizá muy desconocidos para el resto de la ciudad por haber ido creciendo alejados del casco tradicional de Valladolid, lo que acaso da la impresión de que carecen de historia y lugares  de interés. Pero no es así, y lo hemos de ver transitando por sus calles y plazas.

Al margen del paseo que propongo, hay más opciones para quien quiera alargar su discurrir por estos barrios: perderse por las calles de Belén o Pilarica, ambos con un caserío de aspecto próximo a un pueblo tradicional;  entretenerse por entre los edificios y praderías del Campus Miguel Delibes; o acaso, también, demorarse por Los Santos-Pilarica, un conjunto de edificios de reciente construcción que se han levantado más allá de la Avenida de Juan Carlos I.

 

1-crop

2-crop

Nuestro paseo comienza en la Avenida Valle de  Esgueva, nada más pasar el puente. Nos recibe el Campus Esgueva con las dos facultades más antiguas: Ciencias Económicas y Empresariales, e Ingenierías Industriales (hacia 1985). La construcción del campus universitario  Esgueva, luego ampliado a Miguel Delibes, contribuyó, sin duda, a que el barrio Belén enlazara con la ciudad tradicional, sacándole de su aislamiento

 5-crop

Casi finalizando la Avenida Valle de Esgueva, hay un colorido mural reivindicativo que  reclama una zona ajardinada, promovido por la Asociación Vecinal de Belén,  fue diseñado por uno de los artistas que han tenido su cuna en este barrio: Diego del Pozo, de reconocida proyección internacional

 6-crop

Giramos inmediatamente pasado el mural para coger la calle Presentación, que nos conducirá a la plaza de las Nieves. Una promoción de viviendas sociales de alta calidad de diseño que obtuvo premiado reconocimiento en los años 90

 7-crop

Dejamos la plaza a la izquierda y seguimos calle adelante hasta que, por sencilla intuición giramos a la izquierda para llegar hasta un parque llamado la Campa. Su urbanización fue producto de una tenaz insistencia vecinal, y tiene en una de sus paredes un espléndido y enorme mural, también diseñado y dirigido por Diego del Pozo

 8-crop

Salimos a la calle Nueva del Carmen, que enlaza los barrios de Belén y Pilarica. Tomamos la dirección de la derecha y (de nuevo) un antiguo mural reivindicativo exigió en su momento que se construyera un túnel bajo la plaza del Aviador Gómez del Barco, que es el espacio abierto que vemos junto a la vía

 10

Nuestro deambular por la zona nos lleva a continuar por la calle Nueva del Carmen, en cuyo final se abre la plaza de Rafael Cano. Plaza con evocaciones de luchas obreras dado que la parroquia de Pilarica dio cobijo a huelguistas y manifestantes en los años duros de la Dictadura. La iglesia, de estilo neogótico (muy de moda en la época) y bajo proyecto del afamado arquitecto municipal Juan Agapito y Revilla, fue inaugurada en 1907. El nombre de la plaza obedece a que la construcción de la iglesia la costeó la viuda de Rafael Cano, catedrático de Derecho en la Universidad de Valladolid

 

11-crop13

Sorteado el paso a nivel sobre el ferrocarril giramos a la derecha siguiendo la vía del tren para llegar al punto en que se cruza con la Esgueva. Estamos delante del Puente Encarnado. Este modesto puente tiene, sin embargo, destacado protagonismo en la historia local  del ferrocarril, pues fue en este lugar donde el 26 de abril de 1856, el general Espartero (Duque de la Victoria) en nombre de la Reina se personó para inaugurar las obras del segundo tramo de la línea ferroviaria Madrid-Irún

14

15-crop

Llegados a este punto tomaremos  el paseo río arriba para acercarnos hasta la Avenida de Juan Carlos I, justo en el punto en el que estuvo el viejo merendero de la Bombilla (luego Casa Babylon) en proceso de ruina total. Despedimos al río que aguas arriba viene de Renedo. Hemos de fijarnos en los nuevos bloques de viviendas que van creciendo en la prolongación del barrio que se conoce como Santos-Pilarica. A la derecha de la foto una vivienda aparentemente sencilla pero que tiene su personalidad en tanto obedece a un típico chalet de los años 40 que se levantaban a las afueras de la ciudad, cerca de lugares saludables, cuáles eran los ríos, en este caso la Esgueva

 16-crop

Junto a la gasolinera tomaremos, ya de regreso,  la calle Puente de la Reina: espina dorsal de la Pilarica tradicional. En la calle aún conviven las viejas casas con las más recientes construcciones que pugnan por modernizar un barrio del que ya había noticias en el siglo XIX, habitado por obreros y modestos artesanos

 17-crop

A punto de concluir el paseo, en una de las paredes del Centro Cívico, una placa recuerda a una de las personas más destacadas en la historia reciente de la Pilarica. Se trata del padre Ventura, jesuita y antiguo párroco que simboliza el compromiso con las causas de los más desfavorecidos

 18

Al principio de la calle Puente de la Reina está el edificio que  alberga el Centro Cívico. Se conoce como Casa del Barco y su notable construcción del año 1904 no debe pasar desapercibida en nuestro paseo. Antes fue una vivienda privada con corral incluido y desde los años 80, adquirido por el Ayuntamiento, comenzó a albergar su uso actual

 

Anuncios

3 comentarios en “RELAJADO DISCURRIR POR BELÉN Y PILARICA

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s