TIERRA DE CAMPOS: TIERRA DE CAMINOS

Tierra de Campos tiene tal extensión que bien podría equipararse a algunas  regiones españolas.  Enorme comarca que, además de Valladolid,  abarca las provincias de Palencia, Zamora y, en menor medida, León e incluye numerosos municipios.

La mayoría de los historiadores coinciden en que Tierra de Campos es el embrión de Castilla. Por estas tierras pasaron vacceos, romanos,  godos, musulmanes: todos buscando el granero que asegurara la alimentación de sus ciudades y ejércitos.

Tiene la comarca diversas señas de identidad que, cada una por separado, serían suficientes para seguir un itinerario verdaderamente  interesantes: el canal de Castilla;  el popularmente conocido como tren burra, con ramales que ascienden hasta Villalón para desviarse hacia Palencia por Villada (u otro que toma la dirección de Palanquinos, ya en tierras leonesas);  u otro camino, cual es el de Santiago de los peregrinos procedentes de Madrid; sin olvidar el rastro que en esta comarca dejaron los segadores gallegos; o los singulares palomares (difícil será ver dos iguales a pesar de su gran número); quizá las torres exentas de antiguas iglesias ya desaparecidas que son verdaderos miradores de Campos; o el rastro de los molinos de viento que hubo por estas tierras…

La extensión de esta comarca es tal, y tan diferentes sus direcciones, que abarcarla en un solo viaje sería tarea imposible. De hecho, Jesús Torbado en su magnífico relato sobre Tierra de Campos, necesitó un libro entero con docenas de itinerarios distintos para recorrerla. En mi caso es más modesto el propósito: me limito a iniciar un viaje por un una esquina de la comarca.

Un itinerario que sigue el rastro  de Alejo de Vahía, un  poco conocido  escultor del s. XV que tiene casi toda su obra repartida por la zona terracampina que vamos a recorrer, amén de las ciudades de Valladolid y Palencia. Por buena parte de las localidades que recorreremos hay obra de Alejo: Rioseco, Moral de la Reina,  Cuenca de Campos, Paredes de Nava, Fuentes de Nava, Becerril y Ampudia. Además,  el recorrido que haremos nos permitirá confluir con los Berruguete, padre e hijo, artistas nacidos en Paredes de Nava y cuya obra se corresponde con el siglo XVI.

Por esta rincón terracampino hay poblaciones de un sorprendente patrimonio histórico, artístico y monumental que da fe de la enorme importancia económica y política que llegó a tener Tierra de Campos.

En el próximo reportaje nos detendremos en el Museo de Becerril de Campos, municipio donde al parecer tuvo su taller Alejo de Vahía.

 

1-crop

2-crop

Medina de Rioseco será nuestro punto de partida. La dársena del canal de Castilla, símbolo de la importancia económica que en otro tiempo tuvo Tierra de Campos, con la magnífica fábrica de harinas San Antonio. Rioseco, al igual que  Paredes de Nava, bien se merece un detenido paseo por la cantidad y belleza de su patrimonio

 3-crop

4-crop

En Moral de la Reina las ruinas de la iglesia de San Juan, con restos mudéjares del s. XV e importantes reformas del XVIII, ofrece un llamativo doble pórtico. En el del interior y sobre el arco de la puerta,  un curioso detalle ornamental que incluye la figura de un gato

 5 La comarca de Tierra de Campos es la que tiene más palomares en toda la Provincia. Imagen tomada desde la torre de los Santos Justo y Pastor de Cuenca de Campos-crop

6

Panorámica de palomares desde la torre (no accesible al público) de la iglesia de los Santos Juanes, de Cuenca de Campos. En la misma iglesia se instaló un modesto museo diocesano cuya visita hay que convenir previamente,  y en él que hay algunas piezas de Alejo de Vahía, como este ángel portante. En Rioseco se podría haber visitado la iglesia de San Pedro, en cuyo retablo principal se expone una sobresaliente Virgen de la Leche, de este mismo escultor

 7

Entre señalados monumentos, como su magnífico rollo, Villalón de Campos tiene este curioso Ayuntamiento de 1928

 8-crop

Camino de Fontihoyuelo, uno de los pueblos más pequeños de Tierra de Campos está, aún en término de Villalón, la ermita de la Virgen de  Fuentes. De Tierra de Campos se ha transmitido la imagen de secano, pero lo cierto es que tiene numerosas fuentes manantiales. Incluyo Fontihoyuelo presume de laguna

 12

 Alomado paisaje de los inmensos campos cerealistas que, como el mar, su color va cambiando con las horas del día y las estaciones del año

 13-crop

14-crop

Villacarralón tiene diversos edificios notables, como este antiguo hospital. Raro es la población de la comarca que no tuviera un hospital. Al pie de la torre de San Pedro, un mural muestra el rechazo que muchas personas mostraron en su día a la posible instalación en la comarca de un cementerio nuclear

 15-crop

16-crop

Sendas construcciones en adobe, muy características de la comarca

 17-crop

En la estación de Villada, hasta donde llegara el tren burra, se rinde recuerdo al terrible accidente ferroviario ocurrido en 2006: la población de Villada se volcó en las tareas de rescate y ayuda a las víctimas

 18-crop

En Cisneros se pueden ver antiguos silos del extinguido Servicio Nacional de Cereales. Muestra fehaciente de la importancia que tuvo, y tiene,  el cereal en Tierra de Campos

 

 

100 La magnífica iglesia de Santa Eulalia habla de la grandísima importancia que tuvo Paredes de Nava. El edificio, a cuyo pie se levanta un monumento en recuerdo de Jorge Manrique, hijo de esta localidad, acoge un esplendido museo con obras, entre otros, de Alejo de Vahía, y de Pedro y Alonso Berrugete,  nacidos en Paredes

 20-crop

21-crop

Emprendemos camino hacia la nava. Pasamos por Fuentes de Nava, que tiene una airosa torre de 65 metros (iglesia de San Pedro, del XVI), y tomamos la dirección de Mazariegos. La carretera pasa por medio de la Laguna de la Nava. Hay algunos observatorios señalizados y también se puede hacer senderismo si nos queremos meter más en la laguna.  Lo que ahora se ve es una recuperación artificial de la antigua nava, que llegó a ser conocida como el Mar de Campos. Pero aún así, se considera uno de los humedales más importantes de la Península para la avifauna acuática. En Fuentes de Nava hay un centro de interpretación

 22

23

Llegados a este punto, hay dos opciones, volver hacia Fuentes para tomar la carretera hacia Becerril de Campos, o dejar esta población, imprescindible, para otro día en el que volveremos a visitar el Museo de Santa María, que tiene abundante obra de Alejo de Vahía, entre otros

 24-crop

25

Pero,  hagamos una cosa u otra, habremos de  tomar el  camino hacia Ampudia. Para ello pasaremos por Pedraza de Campos (siempre acompañado el viaje de palomares), y Torremormojón. Esta última población ofrece un agudo cabezo que en su día estuvo coronado por una fortificación. En cualquier caso, es más que probable que este gran “mojón” fuera una imprescindible orientación para los viajeros de otra época, y para los segadores que, desde Galicia, bajaban a Tierra de Campos: desde lejos, y caminando, cuando  vieran esta referencia geográfica, estarían seguros de ir por la buena dirección

 26-crop

27-crop

Ampudia, que ya apunta a Torozos,  será el  final del viaje. La airosa torre de San Fructuoso, del s. XVIII  (que nos recuerda a la de Fuentes) y el castillo dan la bienvenida. Un paseo por esta localidad nos permitirá discurrir por la Corredera,  una de las calles porticadas más interesantes de España

Anuncios

2 comentarios en “TIERRA DE CAMPOS: TIERRA DE CAMINOS

    • Efectivamente, Capillas, que parece un municipio pequeño, como tantos de Tierra de Campos, sin embargo encierra un patrimonio muy notable…. y los palomares… y la fuente

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s