LAS TIERRAS ALTAS DE VALLADOLID

Desdibujada por una reciente agrupación de 53 municipios unidos bajo el nombre de Duero-Esgueva, sigue existiendo una vieja comarca identificada por las tierras de Peñafiel y Curiel. Se trata de las tierras altas de Valladolid.

Uno a cada lado, los dos páramos más altos de la provincia reciben al Duero  procedente de Burgos.

Dos páramos que registran sendos “techos” de Valladolid: el Cuchillejo, sobre Castrillo de Duero, testimonia el lugar más alto de la provincia: 933 metros;  y Campaspero tiene el mérito de ser el término municipal situado a mayor altitud: 919 metros. Cierto que no son alturas como para marear, pero es lo tiene Valladolid.

Peñafiel y Curiel, con sus respectivas fortalezas que parecen retarse,  vigilan el valle del Duero, lo que ha dado lugar a un dicho popular que reza así: “Harto buen castillo sería Peñafiel, si no tuviera a ojo el de Curiel”.

Y ciñéndonos a ambas demarcaciones realizaremos nuestro próximo periplo por comarcas vallisoletanas.

Sin duda, la protagonista de estas tierras es la  caliza que, en estos páramos, alcanza decenas de metros de espesor y da lugar a producciones de piedra muy apreciadas en toda España, cual es la de Campaspero.

Es comprensible que en tiempos contemporáneos de nada sirve la historia si de lo que se trata es de buscar la supervivencia. Por eso no es de extrañar que se haya procedido a la agrupación municipal  más arriba indicaba con la finalidad de aunar esfuerzos e iniciativas y buscar inversiones de la Unión Europea. Una comunión, de todas formas,  entre localidades que “invade” territorios diversos como son  Tierra de Pinares, el Valle Esgueva o la vieja Churrería. Algunos de esos territorios los recorreremos de forma diferencia.

Por eso, en esta ocasión me ceñiré a las tierras altas: haremos un viaje en torno a Cogeces del Monte y Campaspero que parte de Peñafiel; visitaremos el Museo de Minerales de Cogeces del Monte y nos subiremos a algún punto panorámico del entorno de Curiel.

1 aLa Torre del Reloj de Peñafiel ha regulado las horas del municipio durante siglos. Erigida en el barrio más antiguo, su campana (s. XVII) se conoce como Campana del Concejo

La torre del reloj de Peñafiel, torre concejil del siglo XVII,  ha regido las horas de su caserío y tierras adyacentes. Las personas, fueran burgueses o plebeyos, comerciantes o campesinos, estaban pendientes de la campana del reloj para organizar sus actividadesd

 1 b IMG_5436

Desde Peñafiel iniciamos ruta hacia Manzanillo. Paisaje cerealista camino de Manzanillo. Valladolid, sea en el valle o en el páramo, está marcado por su producción de diferentes variedades de grano. Aunque las tierras altas tienen fama de ásperas y secas, sin embargo siempre fueron ricas en cereal y en pasto para las ovejas churras

 1manzanillo-crop

La iglesia de Manzanillo, como otras muchas, aloja en alguno de sus fuertes muros el frontón o trinquete. Cuando el fútbol aún no acaparaba la atención de las personas, los días festivos la gente de los pueblos se divertía con las competiciones de pelota a mano. La rivalidad entre mozos o municipios a lo sumo se dirimía en  ganar un cántaro de vino

 2 langayoIMG_5452-crop

Paisaje desde la prominencia de Langayo

 2langayo (2)

Piedra, piedra… es lo que nos depara viajar por las tierras altas de Peñafiel. En la imagen, la embocadura de una bodega de Langayo, de muy noble construcción

 3  cogeces-crop

En tierras de piedra seguimos, y esto es lo que ofrece el caserío de Cogeces del Monte. En la imagen, una fachada con un arco procedente (según la opinión popular) del templo de la Armedilla

 4 cogeces-crop

Y de piedra son los chozos y corralizas, como este ejemplo del  Parque Etnográfico de Cogeces. Tierra de una vieja comarca no reconocida como es la de la Churrería (nombre procedente de una ancestral actividad pastoril marcada por la oveja churra, dominante en la economía castellana)

 5torrescarcela-crop

Fuente y lavadero de Torrescárcela, un pueblo que, como Bahabón, habita el páramo pero se despereza buscando el valle del Valcorba

 6 bahabon

Camino de Bahabón: panorámica del valle que labró el ahora modesto arroyo  Valcorba

 7 escuelas de campaspero-crop

8 IMG_5490

7 a

Campaspero tuvo, y aún tiene, su riqueza y fama en la extracción de la piedra caliza. En torno a esta actividad el municipio ha abierto un Museo de la Piedra ubicado en las viejas escuelas del año 1927. El municipio recibe en  la carretera de Cuéllar con una escultura de Lorenzo Duque

 9 fompedraza-crop

Ya de vuelta hacia Peñafiel, cruzaremos el municipio de Fompedraza. Encaramado en una pronunciada ladera, el origen de su nombre sin duda remite a la característica identidad pétrea del páramo. De los pocos estudios sobre este municipio, nada claro está el origen de su nombre… pero de piedra nos habla

 10 canalejas de peñafiel

Canalejas de Peñafiel que, como Fompedraza, se derrama en la ladera, alberga un ilustrado crucero de piedra de 1769  (como cruz se le conoce en el municipio)

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s