MÁS ALLÁ DE LA RUBIA: NUEVOS BARRIOS DE VALLADOLID

La ubicación de la Presidencia de Gobierno de Castilla y León en el Colegio de La Asunción, allá por 1983, alentó a que el Paseo Zorrilla se estirara desbordando los límites vallisoletanos del sur, hasta entonces marcados por la Rubia.

Fruto de aquel desarrollo urbanístico en los años 80 y 90 del siglo pasado es la construcción de dos barrios: Parque Alameda y Covaresa, que se unen sin solución de continuidad, sin raya alguna que establezca hasta donde llega uno y donde comienza el otro. Barrios construidos sobre fincas que, hasta entonces, tenían vocación rústica.

Cierto es que Covaresa, todo él de iniciativa privada,  fue primero y en él predominan las viviendas unifamiliares, mientras que en Parque Alameda los bloques de varias alturas y varios edificios de promoción oficial acompañan la prolongación del Paseo de Zorrilla y de la carretera de Rueda.

Pero hay un “tercer” protagonista en estos barrios. Un protagonista muy anterior a los modernos adosados: la vieja Cañada de Puente Duero y sus casas molineras.

Dicen quienes protagonizaron el desarrollo de Covaresa (Constructores Vallisoletanos Reunidos S.A) que fue  una respuesta de los promotores ante la falta de suelo urbanizable en la ciudad, pues a finales de los 70  la construcción de viviendas se concentraba en Parquesol. Pensaron en una especie de ciudad jardín para segunda residencia siguiendo la estela de las fincas ilustres que antaño había  en la zona. Pero pronto el gran baldío que había entre el moderno caserío de Covaresa y el resto de Valladolid comenzó a ocuparse bajo el nombre de Parque Alameda.

Todo aquello contribuyó a que la lejana barriada de la Cañada de Puente Duero acabara engullida por nuevas construcciones, originando no pocos contrastes por la necesaria convivencia de sus casas molineras con modernos chalés.

En definitiva, con este preámbulo daremos un paseo por esta zona de Valladolid.

 

1-crop

No faltarán esculturas notables en nuestro itinerario, que iniciaremos en la rotonda de Paseo de Zorrilla (conocida como la de Vallsur) presidida por la escultura de Lorenzo Frechilla titulada “Columna forma del sonido”. Debe advertirse que esta  escultura es, en realidad, una reproducción a escala gigante de la original de Frechilla, de apenas 50 centímetros de altura

 2-crop

Iremos a tomar el arranque de la Cañada de Puente Duero, a la derecha de la rotonda. Y lo primero que nos encontraremos es otra escultura, esta de Miguel Escalona, que representa un homenaje a La Mesta, en la que un pastor “quijotesco” conduce un rebaño trashumante

 3-crop

Y como de una antigua cañada se trata –un ramal  secundario de la Cañada Real Leonesa Oriental-  (que se prolonga por el Paseo de Zorrilla), una reciente instalación ilustra sobre el carácter y las costumbres pastoriles

 4-crop

Algunas marcas nos encontraremos en el suelo, al igual que se pueden ver por el Paseo de Zorrilla: unas conchas que nos recuerdan que por aquí hay una variante del Camino de Santigo de Madrid. Señales que apuntan al peregrino la existencia de la iglesia de Santiago, en pleno centro de la ciudad

 5-crop

Uno de tantos  contrastes entre las viejas casas molineras de la Cañada y las recientes construcciones

 6-crop

Algunos jardines rompen la monotonía de calles largas y rectilíneas

 7-crop

A la altura del número 274 de la Cañada giramos a la izquierda para tomar la calle Miguel Delibes. Diversos espacios interiores se han acondicionado con bancos y pequeñas zonas verdes

 8-crop

Terminamos desembocando en la plaza de Castilla y León, donde están las puertas de acceso al complejo de edificios que acogen las dependencias de la Presidencia de la Comunidad. El edificio principal, apenas perceptible desde la calle, se conoce como Colegio de La Asunción, un palacete datado hacia 1920

 10-crop

De vuelta hacia el centro de la ciudad, allí donde convergen el Paseo de Zorrilla y la carretera de Rueda, se instalaron en 1997 las llamadas Puertas de Valladolid, dos coloridas columnas de 10 metros de altura creadas por el afamado escultor Cristóbal Gabarrón

 11-crop

Volviendo por el Paseo de Zorrilla, cuando veamos este edificio, que hace esquina con la calle de Vega Sicilia, tomaremos esta última teniendo como referencia al fondo uno de esos cerros que rodean Valladolid: una perspectiva de largo alcance que nos advierte de que la ciudad aún tiene zonas rústicas a tiro de piedra

 12

13

14

15-crop

Pronto llegaremos al final de nuestro paseo: los jardines del Parque Alameda.  En ellos veremos el chalé de la Granja Minaya (o de la familia de los Luelmo), fechado hacia 1912, es una villa que disponía de su propia capilla, que puede apreciarse desde el exterior. Es el superviviente de algunas otras villas que había en la zona, como la de los Cortejoso, que se derribó hace unos pocos años. Quedan por la zona inmediata a la villa restos de un estanque modernista y de construcciones típicamente rurales (como un depósito de agua)

Anuncios

5 comentarios en “MÁS ALLÁ DE LA RUBIA: NUEVOS BARRIOS DE VALLADOLID

  1. Te sigo con mucho interés. Las fotos que te reenvío pertenecen la mayoría a otras provincias, pero tienen su encanto, sobre todo para los que “somos de pueblo”. Saludos y gracias.JMª

    Date: Thu, 30 Jul 2015 23:05:39 +0000 To: josegosanz@hotmail.com

  2. Amigo Anta:Te sigo en todos tus artículos y además les conservo para seguir disfrutandoles de vez en cuando.
    Aprovecho para saludar a mi compañero de cuartel en Ceuta Fernando Casas que veo ha hecho hoy un comentario sobre tus artículos.Hacía mucho queno sa bía de ti Fernando.Un abrazo a los dos.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s