PARQUESOL, UN BARRIO EN LAS ALTURAS

Apenas iniciada la década de los ochenta, los primeros bloques de viviendas de Parquesol comenzaron a ser habitados.

A sus pies acababa de inaugurarse el nuevo estadio José Zorrilla que en 1982 acogió algunos partidos del Mundial de Fútbol de aquel año; y un centro comercial, Continente (luego Carrefour), junto al estadio, se había convertido en la meca de las compras familiares de fin de semana para llenar el frigorífico.

La gestación de este nuevo barrio, que ahora ronda los 30.000 habitantes, fue larga y si consiguió el éxito que buscaba es porque durante varios años era prácticamente el único lugar de la ciudad donde había suelo disponible para construir, asunto que llevaría una larga explicación en la que no nos vamos a detener.

Un nuevo barrio, en principio de incierto futuro dado lo alejado del casco urbano consolidado y la falta de servicios básicos, como el autobús, convirtió a sus primeros moradores en arriesgados aventureros.

La ocupación de este cerro, conocido de siempre como la Gallinera, se inició por la calle Doctor Villacián. Poco tiempo antes se había cerrado el “manicomio”, muy deteriorado, que ocupaba el monasterio de Nuestra Señora de Prado y los enfermos fueron realojados en el nuevo hospital psiquiátrico Doctor Villacián.

Sin pausa alguna terminó por ser ocupado todo el cerro por viviendas de cierta altura, con manzana cerrada, y dejando los bordes para viviendas unifamiliares, dotaciones y zonas verdes.

Carece el barrio de edificios históricos o emblemáticos que hablen de su pasado, pues solo algunas granjas avícolas (ya desaparecidas) podrían dar noticias de la historia del lugar. Se trata, por tanto, de un barrio nuevo en toda la acepción de la palabra.

Un barrio muy extenso y con diversos puntos de referencia. Optaré por pasear por la zona más antigua.

 

1-crop

El monasterio de Nuestra Señora de Prado, iniciado en el siglo XV es, sin duda, el mejor pórtico de acceso a Parquesol. Ha conocido a lo largo de su existencia toda clase de avatares: importante centro de los jerónimos, cárcel, manicomio (así se llamaba antes a lo que ahora conocemos como psiquiátricos, y ahora dependencias de la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León

 2-crop

Panorámica de la avenida del Doctor Villacián, por donde comenzamos nuestro paseo por el barrio

 4

Giramos a la izquierda para tomar la calle Profesor Miaja de la Muela hasta toparnos con una calle peatonal que sale por nuestra derecha

 3-crop

En la calle Mateo Seoane Sobral veremos este restaurante Chino, que junto con algunos otros establecimientos hosteleros del barrio, como Ponte Vecchio o la afamada Porta Caeli, son lugares de referencia en Valladolid

 5-crop

6

Llegados a la calle Manuel Silvela, hacia la izquierda nos acercamos hasta la plaza Marcos Fernández, que rinde homenaje  al definitivo promotor de Parquesol (lo inició Antonio Alfonso). Un busto de Fernández preside la plaza

 7

Desde esta plaza tomamos la calle de la Habana para llegar hasta un amplio parque que acoge el que puede considerarse como el mayor reloj de sol de todo Valladolid, provincia incluida

 8-crop

9

10

Continuamos hacia la calle Juan de Valladolid, por la que a poco que comencemos a descender veremos inmediatamente el Instituto de Parquesol, y adentrándonos en una calle ajardinada nos asomamos al borde del cerro. Desde este punto se obtiene una espléndida panorámica: a la derecha la blanca cubierta de la piscina Parquesol;  a la izquierda, unifamiliares de la calle Julio Senador Gómez  y sobre sus tejados, el estadio José Zorrilla

 12

13

14

15

Por las largas escaleras descendemos hasta salir a la parte trasera de Carrefour. Y remataremos el paseo por las laderas ajardinadas que, hacia la derecha, de nuevo nos conducen hasta el Monasterio de Nuestra Señora de Prado. Si optamos por coger los paseos interiores más altos (que llegan a subir hasta los alrededores del Hospital Psiquiátrico), obtendremos unas buenas panorámicas: el Centro Cultural Miguel Delibes (y debajo, las pistas de BMX –una especialidad ciclista-  muy abandonadas). Las cortes de Castilla y León. Y, finalmente, el Monasterio

Anuncios

3 comentarios en “PARQUESOL, UN BARRIO EN LAS ALTURAS

  1. Un barrio excelente, tranquilo y muy bien planificado. De la segunda imagen comento, que subiendo la cuesta de la Av. Dr. Villacián, se `pueden ver dos edificios en los que he vivido, El Windsor y el Miralparque, a la izquierda y derecha respectivamente de la imagen. Además, en la misma avenida, uno de los bares más bonitos de todo Parquesol, “El Masai”, con un servicio de primera. En definitiva, un sitio ideal para vivir por sus servicios y tranquilidad. Excelente reportaje.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s