SAN ANDRÉS, UN BARRIO ENTRAÑABLE

San Andrés, o barrio de Argales, es un viejo enclave de Valladolid. Un tanto separado del resto de la ciudad hasta el siglo XIX por el “campillo” de San Andrés. Es decir, un amplio terreno  yermo que, a la postre, terminó por albergar una de las plazas más emblemáticas de Valladolid: el Campillo, ahora llamada plaza España.

Fue san Andrés lugar de gentes humildes: aguadores, artesanos, jornaleros, trabajadores del ferrocarril… De hecho, una de las manifestaciones más características de hacinamiento en Valladolid se vivió en torno a la calle de la Mantería, cuando mediado el siglo XIX muchos trabajadores industriales demandaban vivienda: los propietarios de las casas colmataron los patios con poco más que chabolas para arrendar a la gente. Era lugar, por tanto, de cierto nivel de pobreza. De hecho, cuando el Ayuntamiento de entonces tuvo la ocurrencia de premiar a la persona más pobre que naciera en Valladolid en el primer año del siglo XX, el premio lo ganó una niña que  nació en una casa del barrio de san Andrés…

Pero esos fueron otros tiempos. Ahora, este barrio antiguo y entrañable que linda con el centro histórico y burgués ofrece calles y rincones con tradición vallisoletana; el caño  de Argales, la plaza de España,  la calle de la Mantería, la Cruz Verde… y por estas calles y plazas vamos a deambular.

 

1-crop

La plazuela de la Cruz Verde será nuestro punto de arranque.  Enclave al que el historiador Agapito y Revilla le atribuye haber sido el lugar en el que se instaló el primer “corral de comedias” de Valladolid, allá por el siglo XVI, ahí es nada

 

4

3

Y enfilamos la calle de la Mantería, calle con vocación comercial como pocas hay en Valladolid. El edificio de la imagen, que hasta hace unos años albergó el cine Mantería, ya era sala cinematográfica desde principios del siglo XX, con el nombre, entonces, de cine Lafuente

 5

La plaza de San Andrés es nuestro siguiente punto de referencia. Escueta hasta más no poder, está presidida por la iglesia que da  nombre al barrio. Si el templo estuviera abierto no hay que perderse el magnífico retablo barroco de hacia 1740, de los más interesantes de Valladolid. Esta iglesia tiene origen en una ermita del s. XII en cuyos aledaños se enterraba a los ajusticiados (no olvidemos lo apartado que estaba este lugar del núcleo principal de la población)

 6-crop

7

8

Sugiero deambular por las calles de detrás de San Andrés, que así se llamaba una de ellas hasta que la cambiaron por el nombre de Párroco Domicio Cuadrado, en recuerdo de un sacerdote que tuvo importante protagonismo en el barrio durante varias décadas y que gozó de la simpatía (merecida) de la gente. Se trata de un dédalo de callejuelas con curiosos  establecimientos comerciales

 9

Saldremos de estos rincones por la plaza del Caño de Argales, presidida por la que probablemente fuera la primera fuente  que se abrió al público con la traída de agua de Argales. No es su traza original, sino que lo que ahora vemos es una reconstrucción de finales del XIX. Esta plaza tuvo diversos nombres, dependiendo de las veleidades políticas de cada momento: Dos de Mayo, Pí y Margall, José Mosquera… hasta que, ya en democracia, fue bautizada con el nombre que mejor le encaja

 10 a

Seguimos por la calle de Panaderos, que se llama así porque en ella se instalaron hace siglos diversas panaderías, al calor del pósito o panera que hubo hasta al menos el siglo XVIII en el lugar que ahora se levanta el colegio Cardenal Mendoza. Diversos establecimientos de la calle se acercan a los 100 años de antigüedad, como la pescadería Eugenia o la pastelería Zorita. También algunos portales testimonian la antigüedad de ciertos edificios de la calle

 10

11

Llegamos hasta el mercado del Campillo para, por Divina Pastora, desembocar en la plaza de Madrid. Plaza señorial que marca el arranque de la zona burguesa vallisoletana de finales del XIX y  principios del XX. La plaza está decorada con una escultura de Feliciano Álvarez, y el edificio de Hacienda que la preside se ha quedado, de momento, vacío

 12

13

Sugiero que por la calle de Perú nos adentremos en este nudo de calles cuyo comercio y actividad comercial ha caído de tal manera que hay algunos tramos en que todos sus establecimientos, e incluso edificios, están cerrados. No obstante conserva un sabor característico. Por el costado de la casa Mantilla desembocamos en la calle Miguel Íscar, en la que, junto a la Acera de Recoletos, hay diversos edificios singulares de aire afrancesado. Más, de toda la calle no me resisto a no destacar la sombrerería Santos, de 1918. La archiconocida casa de Cervantes no es óbice para que ignoremos su presencia, por lo  que no está de más detenernos en su jardín

 14

15

Y llegamos hasta la plaza de España. Suficientemente conocida no merece mayor comentario, sino dejarnos llevar por ella si, además, se trata de un sábado, con su tradicional comercio de frutas y hortalizas. Una gran escultura de Ana Jiménez en el centro, y otra de Feliciano Álvarez completan una siempre concurrida plaza. Llamo la atención  sobre la fachada de la iglesia de los Capuchinos: levantada en 1961,  que tuvo como arquitecto a Pedro Ispizúa, discípulo de Gaudí y autor de diversos edificios singulares en el País Vasco

 16

Dejando a un lado el colegio García Quintana, de nuevo nos introducimos en la calle de la Mantería, en la que veremos algún curioso rincón como este de la calle Simón Aranda… y…

 

17

…¿Rematamos en Cruz Verde con una cañita en el bar La Luna, junto a una de las características fuentes vallisoletanas de los años 50?

Anuncios

2 comentarios en “SAN ANDRÉS, UN BARRIO ENTRAÑABLE

  1. Me ha encantado!!! cuantos recuerdos de la infancia muy felices x cierto, mis abuelos vivieron en la calle Msnteria, estaba llena de tiendas de todo tipo, allí fui al colegio de las Carmelitas, hice la comunión en S. Andrés… La casa de mis abuelos todavía está x cierto restaurada y muy bonita era el número 4 pensé que saldría en éstas fotos!!!

    • Luz, yo también soy de San Andrés. En realidad yo creo que hace 60 años había una mezcla de San Juan-San Andrés a los efectos de las parroquias. A mí me bautizaron y confirmaron en San Andrés, así como a alguno de mis hermanos… Con Domicio mi familia tenía mucha relación y yo también la mantuve…

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s