DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE VALLADOLID

Hasta que la Diputación recaló en el palacio de Pimentel,  ocupó diversos y siempre nobles edificios:  el Palacio Real, el palacio del conde de Polentinos (ya desaparecido, estaba en la calle del Santuario con esquina a López Gómez), luego el palacio de Osuna (en la calle Angustias, donde está el teatro Calderón), luego sería el palacio del marqués de Villasante (ahora parte de las dependencias del Arzobispado), también llegó a estar en el colegio de San Gregorio (actual Museo Nacional de Escultura)… Hasta que en 1874 la Diputación adquirió el palacio de Pimentel, sede actual de la institución.

Prácticamente desde su origen, la Diputación ha incluido entre sus actividades, la promoción de artistas vallisoletanos, tanto, en el siglo XIX, con becas de estudio en el extranjero, como por adquisición de obra de lo más variada. Esto hace que actualmente disponga de un fondo artístico que no andará lejos de unas 2.000 obras, y en él están representados prácticamente todos los creadores y creadoras vallisoletanos. De algunos de ellos, como por ejemplo de Eduardo García Benito, hay obra muy exclusiva.

En definitiva, un fondo artístico que da sobradamente para un museo permanente que se suponía tenía que haber sido construido en la antigua granja escuela.

Pues, adentrémonos en el palacio.

 

1a-crop

El palacio de Pimentel, del siglo XV, ha tenido diversas reformas hasta adquirir, su interior, la distribución y aspecto actual. Desde su construcción fue edificio notable, y ha tenido diversos propietarios: el marqués de Astorga, don Bernardino Pimentel (marqués de Távara), conde de Rivadavia y  marqués de  Camarasa (que eran hermanos) que fueron los que se lo vendieron a, digamos, unos particulares y luego estos a la Diputación

 2-crop

2b

 En 1939 se colocó en el zaguán  el rico zócalo azulejado que representa diversas escenas de la historia de Valladolid. Su procedencia son los alfares de Nuestra Señora del Prado, en Talavera de la Reina, pertenecientes a la Sociedad Ruiz de Luna, Guijo y Cía. Entre las escenas destaco la que representa el incendio de 21 de septiembre de 1561 (día de san Mateo)

 3a

Patio  interior

 4-crop

La escalera que conduce a la primera planta, ofrece el magnífico lienzo de Juan Pantoja de la Cruz titulado La Resurrección de Cristo (1605). Este cuadro, principal entre todos los del fondo de la Diputación, proviene de los fondos artísticos que  atesoraron tanto el hospital de la Resurrección (sobre cuyo solar se construyó la casa Mantilla), como el hospital de Santa María de Esgueva (ahora el solar lo ocupa un inmenso edificio de la calle Esgueva)

 
5

La galería se cerró con ventanas de madera en la importante rehabilitación  que se hizo en 1988

 6a

9

9a

El techo de la sala de  Recepciones está enriquecido con un artesonado del s. XV procedente del colegio de San Gregorio. Este recinto se cita como el lugar de nacimiento de Felipe II, sin que haya evidencia alguna de este hecho. Reúne diversos objetos artísticos, como un retrato del monarca –de autor anónimo- y  una Sagrada Familia –de la escuela de Gregorio Fernández-  (ambos del s. XVII)

 10a

El salón de plenos se reformó de tal manera que en él pudiera colocarse la armadura mudéjar procedente de la iglesia de Villafuerte de Esgueva

 12

11-crop

14

La famosa ventana plateresca que decora la esquina de la fachada del palacio se corresponde con el despacho de Presidencia. Junto a la ventana, un moderno retrato de Felipe II, del pintor Álvaro Delgado.  El despacho se completa con un retablo anónimo del s. XVII y diversos objetos, como este decorado reloj

 18-crop

19

Remataremos nuestra visita al edificio fijándonos en la puerta renacentista que en la calle Angustias da acceso a la sala de exposiciones, advirtiendo que no forma parte del edificio original; y la famosa ventana con la cadena que la tradición (no probada)  refiere como el lugar por el que se sacó a Felipe II para ser bautizado en San Pablo. En cualquier caso, como en todo palacio que se precie, no deben faltar las leyendas pertinentes

 NOTA: hay dos recientes publicaciones que ilustran sobre la Diputación: “La Diputación Provincial de Valladolid en el siglo XIX”, de Antonio de Anta Muñoz;  y el “El zócalo de azulejos del Palacio de Pimentel de Valladolid”, de Ignacio Guerra. Además de sendos inventarios de Bienes Artísticos editados por la Diputación.

Anuncios

5 comentarios en “DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE VALLADOLID

  1. Como cambie el color político del Presidente de la Diputación….ya veremos a ver las obras que hace en su Despacho.

  2. Excelente los reportajes, los documentos gráficos, la gran documentación, …sin palabras, Pero,lo siento, echo en falta en el reportaje, en cuanto al ayuntamiento de Valladolid se refiere, el que no se hace ninguna mención a la biblioteca que había ( no se si sigue) en el edificio y a la que se accedía por la calle de la manzana.

    • No, creo que ya no existe la biblioteca. Yo la conocí cuando fui concejal y creo que sus fondos se pasaron al Archivo Municipal de Valladolid, que tiene una parte de biblioteca

  3. Los azulejos del zócalo del Palacio de Pimentel no son obra de la sociedad Juan Ruiz de Luna, Guijo y Cía. puesto que esta sociedad cerró en el año de 1915. Esta obra de cerámica la realizaron los hijos de Juan Ruiz de Luna Rojas; Juan, Rafael y Antonio que poco más tarde en el 1942 constituyeron la sociedad Ruiz de Luna S.L.

    • Hola, Pedro Pablo. Supongo que sabes que hay una publicación de Ignacio Guerra sobre estos azulejos. Está auto editada en el años 2014. Y trata esto que comentas con gran detalle.
      Un saludo.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s