MUCHO LE DEBE SAN JOSÉ A SANTA TERESA: CENTRO JOSEFINO. BIBLIOTECAS (I)

El padre de Jesús, el Crucificado, tardó en ser venerado. Fue, en cierta manera, un santo tardío, tal como relata el carmelita descalzo Teófanes Egido, historiador y cronista de Valladolid.

Además, la imagen de aquel padre callado que apenas tiene papel en la Biblia, está desvirtuada, pues se ha venido insistiendo en presentarle como una persona mayor (quizá para hacer ver que, efectivamente, cuando nació el Salvador el ya no estaba en edad muy dispuesta para la actividad marital) y, por tanto, el nacimiento de Jesús tuvo que ser necesariamente milagroso. Pero San José no era una persona mayor y se sabe que casó con María siendo muy jóvenes ambos.

A San José se le dio un papel muy secundario en la vida de Jesús. Y acaso por aquella vida tan discreta que le fue asignada es que se trate, ahora, de un personaje bíblico con una extensísima literatura. Y a su  estudio y divulgación  se dedica el Centro Josefino Español, sito en el convento de Carmelitas Descalzos de San Benito.

Es sobre todo a raíz de que Santa Teresa atribuyera a la intervención milagrosa de San José la sanación de sus graves enfermedades (incluso se la dio por muerta), que aquel padre discreto se popularizara entre la cristiandad, de tal manera que se convirtió en el nombre propio más usado en España y Latinoamérica a partir del siglo XVII hasta finales del XX. Y en 1870 se le hizo patrón de toda la Iglesia.

Más,  este humilde carpintero también le sirvió a Pío XII para intentar contrarrestar la influencia socialista entre los trabajadores, y propuso que la festividad de San José se convirtiera en el referente de la clase trabajadora del mundo cristiano.

El Centro Josefino Español, creado en 1940,  es ahora el único en todo el mundo dedicado exclusivamente a San José.  Hubo un centro en Canadá, y actualmente hay algún centro con buena biblioteca sobren el santo en Polonia  y  Méjico, pero muy lejos del contenido e importancia de este.

La biblioteca incluye devocionarios, patrología, el Talmud de Babilonia, sermones cuando desde los púlpitos, en el Renacimiento, se empezó a pregonar al santo. El Corán, que también se encuentra en la biblioteca, considera a San José como un gran profeta.

El libro más antiguo que se conserva (que en realidad es el primero que se escribió sobre San José) data del s. XVI.

 

1-crop

Convento de carmelitas descalzos,  donde se alberga el Centro Josefino Español

 2-crop

Algunas vitrinas que guardan imágenes del santo, mostradas por Teófanes Egido

 2a-crop

La biblioteca también tiene algo de obra de arte, como un cuadro atribuido a la escuela de Zurbarán… 

 3

…Pero llama la atención un cuadro del XVII que representa el nacimiento de Jesús,  que  en realidad es una escena reconvertida, pues originalmente se trataba del nacimiento de la Virgen,  y su figura de recién nacida se convirtió en el Niño Jesús por obra y gracia de los pinceles

 3a-crop

El libro más leído sobre San José es “La sombra del padre: historia de José de Nazaret”, del polaco Jan Dobraczynski, y ha sido traducido a prácticamente todos los idiomas

 4-crop

En el Centro se puede consultar todo lo publicado en todos los idiomas sobre el santo, aunque,  por supuesto, predominan los textos de estudio, pero también hay novelas y teatro: Paul Claudé y G. Martin Garzo, con su “El lenguaje de las fuentes”, por ejemplo

 

 5-crop

“Excelencias de San José” es otro libro muy divulgado que se imprimió en Sevilla en 1710. Su autor fue Pedro de Torres. Como curiosidad se puede comentar que el mero título del libro “Los celos de San José”  (una obra de teatro del s. XVII de Aurelio Valladares Reguero) fue suficiente para que interviniera la censura de la Inquisición

 6-crop

Una pieza del XVII  llamada “la auténtica”, pues incluye un supuesto certificado de autenticidad del anillo con el que se casó San José. Cosa imposible, porque en aquellos años y cultura  no se utilizaba el anillo como símbolo de desposorio. Por otro lado, no hay en el mundo ninguna reliquia de él porque, en la evocación popular, subió tan rápido al cielo que no fue posible desmembrarlo ni tomar objetos personales de él

 7

La visita al Centro josefino, de la mano de Teófanes, me permitió ver una rancia biblioteca de finales del XIX de uso exclusivo por la comunidad carmelita

Anuncios

9 comentarios en “MUCHO LE DEBE SAN JOSÉ A SANTA TERESA: CENTRO JOSEFINO. BIBLIOTECAS (I)

  1. Buenos día, no sé como llegar hasta usted, quisiera preguntar si sabe usted algo de un Sanato que hubo en la calle Francisco Suarez, parece ser que lo llevaba el Dr Cebrian, me interesaria saber donde estaba y mas cosas por supuesto.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s