SAN NICOLÁS, UN VIEJO BARRIO

Probablemente el barrio más chico de Valladolid, San Nicolás fue un arrabal de pequeñas casas habitado por gente del pueblo llano, judíos antaño, luego por cristianos… pero siempre por gente de extracción muy humilde.

Enclave del Valladolid medieval, alejado del centro noble y religioso (Colegiata, Santa María de la Antigua, plaza del Mercado…)  y rodeado de tapias y huertas que lo ocultaban del resto de la villa. Acogió, sin embargo, uno de los edificios más emblemáticos que acaso hubo en la ciudad: el palacio del Conde de Benavente, auténtico palacio real hasta que se construyó el de la plaza de San Pablo.

El Valladolid del siglo XX hizo  que aquel pequeño arrabal junto a la embocadura del Puente Mayor ensanchara su circunscripción, ocupando huertas, “asaltando” el palacio del Conde y levantado edificios de proporciones gigantescas.

El ámbito, digamos, administrativo de San Nicolás ha crecido más allá de sus 16 calles tradicionales,  y se han añadido espacios tales como la plaza del Coso y su entorno.

Cierto es que los límites históricos ya no necesariamente coinciden con los administrativos pero, en cualquier caso, esto no es  impedimento para darnos un paseo por un barrio siempre agradable de recorrer, repleto de historia y evocaciones.

 

1-crop

Desde la Plaza de San Pablo tomamos la calle Imperial hasta toparnos con la pequeña plaza de los Ciegos…

 2-crop

… A la derecha de la plaza, un pequeño dédalo de las calles que formaron la vieja judería, en el que estaban obligados a vivir los seguidores de Abraham, sin que pudieran circular durante la noche por el resto de la villa. Evocador es el nombre que sus calles: Sinagoga, Tahonas, Pozo…

 3

… Desde la plaza de los Ciegos nos adentramos por la calle Isidro Polo. No se sabe quién fue este señor (acaso un vecino destacado del barrio), pero en el s. XVIII ya se rotuló así la calle. Y en lo que se llega a la plazuela de la Trinidad, se abre a nuestra derecha la moderna plaza de Carranza, por detrás del colegio de Isabel la Católica…

 4-crop

… Hasta llegar a la plazuela de la Trinidad. En ella aún destacan las grandes hechuras del Palacio del Conde de Benavente (1516), en el que hasta que en siglo XVII se construyó el Palacio Real, en él se alojaron algunos reyes y personas principales de la nobleza cuando pernoctaban en Valladolid. Fue un palacio inmenso que llegaba hasta prácticamente el Pisuerga.

 5

Patio del palacio, que luego fue hospicio (o casa de niños expósitos, de ahí el nombre de una calle cercana). Después de tres lustros de abandono (el hospicio cerró a finales de los 70),  en 1984 se inicia su restauración hasta que en 1990 se aloja la Biblioteca de Castilla y León. En estos últimos trasiegos perdió  sus jardines

 6

En los antiguos jardines del palacio se levantó un enorme edificio

 7-crop

La plazuela de la Trinidad, está enmarcada por la iglesia de San Nicolás (s. XVIII) al fondo de la imagen, la iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julia (s. XVII)… y en el centro el antiguo vástago de la fuente Dorada escoltado por dos robustos cedros. San Nicolás, además de su popularidad (por aquello de las caminatas), tiene entre sus imágenes una virgen llamada del Descubrimiento: pertenecía al monasterio jerónimo de Nuestra Señora de Prado, y su nombre le viene de una leyenda que cuenta que cuando Colón se alojó en aquel monasterio, en una de sus visitas a Valladolid,  oró a los pies de la imagen para que le ayudara a conseguir realizar su soñado viaje

 8

Desde la Trinidad, por la calle Puente Mayor nos dirigimos hasta la plaza de San Nicolás, abocada ya al río

 9-crop

10a

10

11-crop

12

13

15-crop

14

En nuestro paseo será obligado asomarse a la Plaza del Coso, a la calle Santo Domingo de Guzmán, y fijarnos en los  detalles de este viejo barrio, incluido el bar Rovi, todo un clásico

Anuncios

7 comentarios en “SAN NICOLÁS, UN VIEJO BARRIO

  1. Dices arriba: “Hasta llegar a la plazuela de la Trinidad. En ella aún destacan las grandes hechuras del Palacio del Conde de Benavente (1516), en el que hasta que en siglo XVII se construyó el Palacio Real, en él se alojaban los reyes cuando pernoctaban en Valladolid. Fue un palacio inmenso que llegaba hasta prácticamente el Pisuerga.”
    Creo que es inexacto, no se puede generalizar así. En este palacio, no se quedaron “todos” los reyes, desde que se construyó hasta el s.XVII. De hecho, solo lo hizo Felipe III, temporalmente y por corto tiempo. Pero en el siglo XVI, tanto Carlos V como Felipe II se quedaron en casa de los Pimentel o en lo que fue el palacio de Francisco de los Cobos (secretario de Carlos V), luego del duque de Lerma y, finalmente, después volver la corte a Madrid, Palacio Real vendido por el duque de Lerma a Felipe III, ambos en la plaza de San Pablo.
    Un saludo.
    A.R.

  2. No obstante, esto que has hecho tiene mucho mérito y se te agradece. Me ha gustado especialmente la extensa colección de fotografías antiguas de la Plaza Mayor de Valladolid. Algunas, conocía, pero no tantas, ni tan interesantes.Muchas gracias por tu labor.
    A.R.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s