EL RASTRO DE LAS LETRAS

Este es un año un tanto especial en lo que a los asuntos de la literatura se refiere: se celebra el IV centenario de la muerte de Cervantes y de Shakespeare. A mayores, Valladolid viene presumiendo de tierra de buenos y afamados escritores: poetas, dramaturgos, narradores… (vivos unos, fallecidos otros) como son  Zorrilla, Delibes, Umbral,  Rosa Chacel, Jiménez Lozano, Martín Garzo, Alonso de Santos, Díaz Viana… Y dejo aquí la relación abierta para cuantos otros personajes cada cual quiera añadir.

El reconocimiento público a algunas de estas personas vinculadas a Valladolid, bien sea por su nacimiento o por residencia, va dejando en la ciudad  un reguero de referencias visibles que propongo recorrer.

Un paseo urbano muy agradable en cualquier época del año y que se puede hacer siguiendo la ruta que cada cual quiera organizarse… y como de escritores afamados y reconocidos se refiere, poca literatura añadiré yo. Así que comencemos. Un par de detalles: suelen ser muy interesantes las inscripciones que hay en la mayoría de las esculturas, placas y bajorrelieves; y  no dejemos de fijarnos en los edificios que vamos a recorrer (aquellos donde nacieran o vivieran algunos de nuestros personajes) pues, en general, por tipología o momento histórico, tienen bastante interés.

 

1-crop

A la puerta del Museo Nacional de Escultura, una escultura de Eduardo Chillida instalada en 1982, rinde homenaje a Jorge Guillén (1893-1984). “Lo profundo es el aire” se titula, que forma parte de una serie de esculturas que con ese nombre llevó a cabo el escultor. Advertimos que a continuación está la Casa de Zorrilla, pero no nos detendremos pues a este dramaturgo ya lo veremos en la plaza que lleva su nombre. Pero la casa es la referencia que nos permite recordar al poeta e investigador  Narciso Alonso Cortés (1875-1972), pues en ella se conserva prácticamente toda su obra. Sobre la Casa de Zorrilla hay un reportaje en este mismo blog

 2

Y bajamos hasta la Plaza de la Universidad. La escultura de Miguel de Cervantes (1547-1616) se erigió en 1877 creada por Fernández de la Oliva y fundida en los antiguos Talleres del Canal, que estaban en la dársena del Canal de Castilla (lugar que llegó a ser un verdadero emporio industrial)

 4

3-crop

En un caserón inmediato a la Universidad y donde emboca la calle López Gómez, hay un bajorrelieve dedicado a Nicomedes Sanz y Ruiz de la Peña (1905-1998)  y realizado por Ana Hernando en 1999. Poeta “castellanista” que tenía una especial predilección por Juana I de Castilla, a la que dedicó varias obras…

 7a

7-crop

8-crop

… Continuamos por la calle López Gómez hasta cruzarnos con la calle Núñez de Arce y nos adentramos en ella  hasta el número 7 para ver la placa dedicada al poeta Gaspar Núñez de Arce (1834-1903) que también ejerció de forma destacada en la política. Una buena razón para fijarnos tanto en la casa donde está la placa (sede del Colegio Oficial de Enfermería), como la de al lado, sede de la Fundación Santiago y  Segundo Montes. Ambas son un pequeño lujo en el corazón del casco histórico de Valladolid. Y ya que estamos aquí, a la altura del número 18, otra placa recuerda al arquitecto, investigador e historiador Juan Agapito y Revilla (1867-1944), aunque no fuera propiamente un hombre de la literatura…

 

9-crop

… Volvemos a López Gómez para caminar en dirección a la Plaza de España. En el número 16 de esta calle, se nos recuerda a Francisco Javier Martín Abril (1908-1997), poeta y periodista que llegó a formar parte de la Real Academia Española

 11

Hemos de dirigirnos a la calle Miguel Íscar, donde asoma la Casa de Cervantes (un reportaje en este mismo blog hace un recorrido por el interior de la casa). En esta ocasión nos fijamos en la placa, un bajorrelieve esculpido por Nicolás Fernández de la Oliva en 1866 (al igual que el de la Casa de Colón). Ambas son las más antiguas obras escultóricas de Valladolid, después de la estatua de Neptuno (1835) que se conserva en el Campo Grande. Me refiero, claro está, a esculturas públicas

 

12 En dos pasos son plantamos en la Plaza Zorrilla. Allí nos recibe un excelente grupo escultórico salido del estudio  de Aurelio Rodríguez Vicente Carretero, erigido en el año 1900. El poeta José Zorrilla (1817-1893) con su dedo parece reconocer el papel de las musas inspiradoras

 

13-crop Llegados a este punto y antes de adentrarnos necesariamente en el Campo Grande, a la altura del número 12 de la Acera de Recoletos, una placa en su puerta señala el lugar donde nació Miguel Delibes (1920-2010). La placa la ha realizado la escultora Belén González, autora, entre otras esculturas, de la estatua  en bronce del bailarín Vicente Escudero que está casi enfrente de este portal, al otro lado del paseo…

 

16

17-crop

15

… Y en Campo Grande entramos, donde tres bustos nos aguardan: en el paseo que va de puerta a puerta del Campo, hay una escultura de Leopoldo Cano (1844-1934) autor teatral de éxito en su época y militar que también llegó a formar parte de la Real Academia Española. La escultura, de 1936, se debe a Juan José Moreno Llebra. En un paseo frente a Cano hallaremos un busto de Rosa Chacel (1898-1994). Encuadrada en el Generación del 27, de abundante y reconocida obra, obtuvo el Premio Nacional de las Letras en 1987.  Y si nos dirigimos hacia la Fuente de la Fama, en un discreto rincón, de nuevo encontraremos una representación de Núñez de Arce, salido del mazo y cinceles de Emiliano Barral en 1932

 17 (2)-crop

Salimos del Campo Grande para recorrer la calle Santiago. En una de las paredes de la iglesia de Santiago, un bajorrelieve realizado por Luis Santiago rinde homenaje a Delibes, en este caso dedicado a su afamada novela “El hereje”, que en 1998 obtuvo el Premio Nacional de Literatura. Luis Santiago tiene numerosa obra pública en Valladolid y en diversas localidades españolas

 18-crop

Ya vamos encaminándonos hacia el final de nuestro paseo. Para ello tomaremos la calle de la Constitución. A la altura del número 8 nos topamos con una placa dedicada a Jorge Guillén, que también ha salido de los talleres de Luis Santiago

 19-crop

Frente a número 1 de la calle Ferrari, en lo alto de la fachada, un bajorrelieve dedicado a Emilio Ferrari (1850-1907), poeta y periodista adscrito al llamado Realismo. Instalada en 1911,  su autor fue Aurelio Rodríguez Vicente Carretero…

 20-crop

20a

…Y nos dirigimos a la plaza del Poniente, donde sentada en un banco nos espera plácidamente Rosa Chacel, un bronce de nuestro ya conocido escultor Luis Santiago (1996). Por cierto, de este mismo escultor esperemos que en breve se restituya a su lugar el grupo escultórico  erigido en  1998 dedicado a Jorge Guillén (que aparece en la fotografía).  Ocupaba el centro de la plaza y se quitó para instalar  provisionalmente el mercado del Val

 22-crop

21-crop

23

Bien podemos concluir aquí nuestro paseo. Pero no hemos de olvidar acercarnos, en esta u otra ocasión, a visitar dos lugares que también rinden homenaje a sendos escritores. Uno es el monasterio de Santa Teresa, pues no podemos olvidar que Teresa de Jesús, nombre religioso de Teresa de Cepeda y Ahumada (1515-1582) fue, sobre todo, una excelente y mística escritora. Y en la plaza de las Batallas nos encontraremos con  la “Lectora” (2003), un bronce de Belén González: una muchacha lee atentamente un fragmento de  la novela “Sara de Ur “…Una muchachita muy delgada, y de ojos muy grandesde José Jiménez Lozano, nacido en un pueblo de Ávila (1930) y residente en Alcazarén desde hace muchísimos años. Este poeta, ensayista y narrador obtuvo el Premio Cervantes en 2002

Anuncios

3 comentarios en “EL RASTRO DE LAS LETRAS

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s