LA OVERUELA… Y ZAMADUEÑAS

La Overuela,  a la orilla del Pisuerga y  barrio alejado del casco urbano de Valladolid, sin apenas referencias arquitectónicas reseñables  es, sin embargo, uno de los más antiguos enclaves vallisoletanos de los que se tiene constancia documental.

Ya se le cita en un escrito del siglo XI como Loberueras.  Y en un legajo del  XII, relativo a una aceña que  existía en el Pisuerga, se menciona como Loberola o Loberolam, que es, sin duda, la actual Overuela. Y esto nos llevaría a tratar de averiguar el origen de tal nombre. No perderemos mucho tiempo en disquisiciones, pero la cosa, al decir de algún comentario erudito,  puede venir de  “lugar o guarida de lobos”.

A mayor abundamiento, la antigüedad del barrio se remonta a la existencia  en el mismo del Real Palacio de Mirabel,  cuyas ruinas aún eran reconocibles a finales del siglo XIX… Y  la leyenda, más que la realidad constatada,  narra que en aquel palacio se  dio comienzo a la redacción del famoso Código de las Partidas del rey Alfonso X el Sabio.

Es el caso que  aquel arrabal labriego que llegó hasta el siglo XX ha ido creciendo y consolidándose con  calles cuyos nombres rinden merecido homenaje a aquel episodio medieval que no por carecer de demostración histórica  deja de ser curioso y legendario.

Y prolongaremos nuestro paseo hasta Zamadueñas  una de esas fincas de labranza que ya aparece citada en el siglo XIII : Çama dueña.

Este recorrido permite muchas posibilidades: comenzarlo en bicicleta desde Valladolid, arrancar caminando desde Tafisa… o nada, todo en coche salvo lo que queramos parar y caminar en cada enclave.

 

 

1

2

Si vamos caminando o en bici, desde Valladolid o Tafisa, el canal de Castilla será nuestro compañero durante un buen tramo

 3-crop

Nada más terminar la valla de Tafisa, a poco que nos asomemos al Pisuerga se verán los restos de aquella aceña que ya se cita en un legajo del siglo XII. Durante el s. XIX  la aceña sirvió para mover un molino de papel

 4-crop

Ya estamos en La Overuela donde nos recibe una finca notable y se advierte  qué nombres se ha puesto a la mayoría de las calles del barrio, en  homenaje a la supuesta presencia del Alfonso X el Sabio y la elaboración del Código de las Siete Partidas: Títulos, Corregidores, Leyes, Cortes, Fuero Real, etc

 

4a-crop

Llegó  La Overuela  al siglo XX  como arrabal de una sola calle: Arrabal, precisamente, se llama ahora la calle principal del barrio

 

400-crop

A principios del s. XX La  Overuela se componía de un caserío un tanto disperso de fincas de labranza y residencias secundarias, hasta que en 1955 se inauguró un grupo de viviendas construidas por la Obra Sindical del Hogar. Pero ya disponía de escuela en el siglo XIX, y atención sanitaria  desde Santovenía, cuyo médico llegaba hasta La Overuela atravesando el Pisuerga con una barca que le facilitó el Ayuntamiento de Valladolid

 

 

4h-crop

4b-crop

6a-crop

6d-crop

Diversas tipologías y bloques de viviendas del barrio

 7-crop

8a

8

Fuentecilla y estanque donde antes hubo una fuente de cierta belleza arquitectónica y un lavadero, tal como se aprecia en la foto del Archivo Municipal de los años 70 del s. XX.  Ahora es uno de los parquecillos que hay en el barrio

 13-crop

Terminada la calle del Arrabal, llegamos al camino del Espinar, por donde enfilamos hacia  Zamadueñas, distante unos 3 km. siguiendo el ancho camino principal que ahora llevamos

 14-crop

Extensa chopera al final de las tapias de la finca del Espinar, camino de Zamadueñas

 15-crop

Nogales inmediatos a Zamadueñas. Un árbol cada vez más escaso de ver en el campo vallisoletano

 16

El caserío de la finca de Zamadueñas está ahora muy abandonado y descuidado, incluso la casa principal que, no obstante, conserva un aspecto señorial. Llegó a tener cierta entidad urbana pues al igual que La Overuela y El Espinar (que acabamos de pasar) disponía de Alcalde Pedáneo

 

 NOTA. Si vamos en bicicleta podemos alargar el camino bordeando las tapias de la finca del Espinar  dejando a la izquierda la extensa plantación de chopos. Llegaremos hasta prácticamente la orilla del Pisuerga y atravesaremos la Vega Cuende,  un amplio descansadero para los rebaños trashumantes, hoy convertido en finca de regadío.

Se puede pasar  por delante de la fachada de  la casa de Zamadueñas (no hay peligro con los perros), y podemos tomar el camino que da la  espalda a la Central Hidroeléctrica La Isla. Camino que nos devuelve al Canal de Castilla para regresar a Valladolid.

A pie, desde la ciudad hasta La Overuela, tenemos casi hora y media. Y desde La Overuela a Zamadueñas unos 40 minutos. El barrio está servido por la línea 18 de Auvasa, que es una acertada opción si queremos darnos una buena caminata sin vehículo: hacer todo el recorrido Valladolid- Zamadueñas caminando y volver en Bus.

 

Anuncios

4 comentarios en “LA OVERUELA… Y ZAMADUEÑAS

  1. Hola Jesús:

    Observo que no has hecho mención en este articulo de la overuela y zamadueñas ,de la gran Secuoya que existe en este Barrio, que como sabes esta al final de la calle principal y en una finca (creo que privada) y no esta nada cuidado los alrededores de este árbol tan majestuoso, pues es el segundo de esta especie que hay en Valladolid (después de la que tenemos en la salida del Canal de castilla en la Avenida de Gijón.

    Enhorabuena por estas lecciones que nos regalas.

    Un saludo afectuoso de Domingo Rodríguez

    ________________________________

  2. Se te ha pasado el molino de Zamadueñas, pegado al caserio y casi en el cauce del Rio Pisuwerga y la fuente de aguas medicinales al lado del camino.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s