UNA SENDA CON HISTORIA JUNTO AL CEGA

Valladolid fue lugar de acogida para los católicos del Reino Unido que querían ser misioneros en su propio país. Venían a nuestra ciudad mimados por la Corona y los nobles para, una vez formados en el seminario, volver a predicar la fe católica en tierra de protestantes. Hubo en España varios colegios religiosos tanto de titularidad escocesa como inglesa.

Es el caso que escoceses e ingleses dispusieron de numerosas y extensas propiedades tanto en la provincia como en la capital vallisoletana.

El Colegio de los Ingleses de Valladolid, fundado a finales del siglo XVI,  fue el único que quedó abierto una vez que se cerrara el del Sevilla. Se trata del Colegio de San Albano, levantado en la calle Don Sancho de la capital.

Más,  también se levantó un notable edificio en la pinariega Viana de Cega. Una especie de albergue de verano.

Otro tanto hicieron los escoceses, que además de su casa principal en la calle del Santuario (un edifico que anteriormente perteneció a los jesuitas) y que ocuparon a partir de 1770, levantaron un buen colegio veraniego en el término de Boecillo.

Y con estas dos importantes referencias vamos a darnos una larga caminata por la Senda del río Cega entre Boecillo y Viana… o, al revés, entre Viana  y Boecillo, que tanto da.

Nosotros la iniciaremos desde Viana, con la intención de que, según llegamos con el coche o la bici desde Puente Duero, veamos el edificio veraniego de los ingleses a la derecha  de la carretera, ya muy cerca del municipio.

16

Fotografía del colegio de los ingleses, tomada de El Norte de Castilla

 

14-crop

En Viana de Cega la senda comienza casi al pie del depósito y  cruza una bonita pasarela de madera

 13

Pronto alcanzaremos a ver el mirador sobre el Cega: una plataforma que se asoma a los cortados que en esta orilla ha ido labrando el río

 11-crop

12

ALlegamos a un puente que salva el Arroyo Molino en el lugar en el que rinde sus aguas al Cega. Este arroyo también se conoce como La Esgueva. En este punto arranca una variación de la senda: de carácter circular, pues nos devuelve a donde partimos, añade a la caminata como 1,5 km. Va bordeando el arroyo y el Cega

 5-crop8-crop

Continuamos nuestro camino entre pinares y nos encontraremos un enorme edifico abandonado. Hasta 1963 fue un Hospital Antituberculoso y entre 1970 y 1982, promovido por la Diputación, fue un centro de atención para menores discapacitados gestionado por la asociación ASPRONA

 9-crop

Detalle de la colonización de flora  ajena al pinar en el entorno de las ruinas del edificio

 7

Durante el recorrido hemos de aceptar cierto grado de “invasión” de paisaje debido a la presencia de tendidos eléctricos, conducciones de gas y una carretera… y por debajo de ella pasaremos para continuar el camino hacia Boecillo

 4-crop

Pronto el paisaje pinariego se cambiará por un encinar notable. Ya en término de Boecillo la senda discurre siguiendo un antiguo camino de trashumancia: el Cordel del Monte

 16-crop

Por desgracia veremos un desolador panorama debido a unos gallineros abandonados, cuya desaparición debería ser reclamada con contundencia. En cualquier caso, no olvidemos que se trata de viejas explotaciones que se levantaron en años en los que las normas urbanísticas y ambientales no estaban atentas a la protección del paisaje

 3-crop

Punto final (o principio) en Boecillo. Pero…

 2

… Aquí veremos otro edificio con tanta importancia histórica como abandono acumulado. Se trata del colegio de los Escoceses, construido a finales del s. XVIII y en el que durante la Guerra de la Independencia se alojó el general Wellington

 18-crop

Paisaje mirando hacia Valladolid desde las bodegas de Boecillo, junto al colegio de los Escoceses

 17a

La senda es propicia tanto para caminar como para recorrerla en bicicleta

 17

No podemos pasar por alto que tanto Viana como Boecillo fueron lugares muy queridos por la burguesía (y el pueblo en general) para pasar los largos y calurosos días veraniegos. Por esa razón quiero anotar la existencia en este enclave (muy cerca de donde el Cega desemboca en el Duero) de la antigua residencia veraniega del banquero vallisoletano Fabio Nelli, nacido en 1533 (fotografía tomada dela web del Ayuntamiento de Boecillo)

 21

20

Indicaciones sobre la Senda del río Cega. Si se hace caminando, entre ida y vuelta, por encima de las dos horas. Si la senda la comenzamos desde Boecillo, entrando a la población desde las bodegas, hemos de tomar la primera rotonda, a la derecha y la segunda también a la derecha: se inicia un paso elevado desde el que se ve perfectamente el colegio de los Escoceses