OTRO PASEO POR LA PLAZA MAYOR (y II)

Desde la reconstrucción de todo el centro urbano de Valladolid, tras el incendio de septiembre de 1561,  lo que ahora es la plaza Mayor comenzó a adquirir la importancia que llegó a alcanzar. Hasta entonces, la plaza formaba parte de un amplio callejero por el que se repartía el mercado de la ciudad.

Muy rápida fue la reacción del Concejo nada más ser extinguido el fuego aquél 23 de septiembre (tres días duró la devastación que se llevó por delante unas 600 casas): desde la Costanilla (actual calle de Platerías), hasta la plaza del Mercado, que incluiría lo que ahora se conoce como plaza del Ochavo, Rinconada,  Fuente Dorada, Cebadería y plaza Mayor.

Decía que fue rápida la reacción de la ciudad (villa entonces), pues al día siguiente ya se enviaron misivas al mismísimo Felipe II, y al arquitecto Francisco de Salamanca se le encargó que hiciera las trazas de cómo estaba la ciudad antes del incendio, y de cómo habían de reconstruirse las calles.

Por tanto, cualquier interpretación urbana de la plaza Mayor no puede hacerse sin tener en cuenta todo su entorno, pues forma parte del mismo proceso de reconstrucción que se llevó a cabo.conde ansurezLa plaza Mayor pasó a convertirse en el centro de toda la actividad social y festiva de Valladolid: juegos de cañas, recibimiento de autoridades y embajadores, procesiones, corridas de toros… Todas ellas dominadas por dos edificios principales: la Casa Consistorial con sus balcones corridos a los que se asomaban la nobleza y resto de poderes de la ciudad para presidir los espectáculos, y el convento de San Francisco, muy ligado tanto a la vida religiosa como civil de la ciudad.

Arrastra nuestra plaza Mayor la fama de haberse convertido en modelo para el resto de las plazas mayores de España y de América, y algo hay de cierto en ello. No obstante, lo principal es que la reconstrucción de la plaza Mayor de Valladolid coincide con una época en la que la Corona y los concejos comienzan a percibir la necesidad de tener un espacio señero en las ciudades, alejando de él (aunque no totalmente) los mercados, y dándoles el carácter de lugar principal para llevar a cabo las actividades sociales y de representación del poder y las autoridades.

Pero mejor que seguir contando cosas que se pueden leer en diversas publicaciones, sugiero un paseo buscando huellas y señales que nos faciliten cierto conocimiento de  la plaza Mayor, noticias de sus edificios históricos, y de  su entorno.

Partiremos de la misma puerta del Ayuntamiento y, siguiendo las agujas del reloj, iremos recorriendo los soportales para luego ir a buscar otras plazas y rincones… ¿y qué tal terminar tomando unas cañitas en la plaza de Martí y Monsó?

a-crop

Resumida pero acertada referencia de los avatares de la Casa Consistorial

 b-crop

En la embocadura de la calle Manzana

 c-crop

Frente a la fachada del Banco de Santander

 e  numero 3-crop

Recuerdo de los oficios tradicionales que había en la plaza (en el número 3)

 f frente al numero 5 de la plaza mayor-crop

Frente al número 5

 g  Embocadura calle de Lencería-crop

Donde comienza la calle Lencería

 

h-crop

i

Este recordatorio del convento de San Francisco incluye al pie la siguiente leyenda: “…Que se haga la portada de Sant Francisco, sacándola a nivel de lo demás y encima se haga un corredor con un altar para decir misa y sobre este corredor haya otros hasta igualar con el alto de la casas”. Antes, como igual se hacía en la plaza Mayor de Medina del Campo, se decía misa hacia la calle para que la siguieran los comerciantes. Está frente al número 7, que tiene una peculiar fachada

 

j Frente a la puerta del Teatro Zorrilla-crop

Frente a la puerta del Teatro Zorrilla

 k ainerior del corral de torneros

 

l entre el café del Norte y la óptica Vara-crop

El corral de Torneros (entre el café del Norte y la óptica Vara), así como el de Ricote y el de Boteros (Ferrari 32-34), es un vestigio  del viejo Valladolid. Se puede entrar pues es público

 ll Ya casi en la calle Pasion-crop

Ya casi en la calle de la Pasión

 m  testimonio de los viejos negocios que siempre hubo en la plaza Mayor-crop

Testimonio de los antiguos negocios que siempre hubo en la plaza

 n embocadura calle de Jesús-crop

En la entrada a la calle Jesús, ya casi en el Ayuntamiento

 p plaza del corrillo-crop

o1 a plaza del corrillo bis-crop

La placa de la plaza del Corrillo está frene a este edificio de 1926, cuya construcción fue polémica pues rompía con la estética tradicional de la plaza Mayor

 r callejon de san francisco

Callejón de San Francisco. La fachada de acceso al convento de San Francisco no era especialmente grande. Su iglesia, huerta y otras dependencias se extendían tras las fachadas de las casas que había a uno y otro de la puerta del convento. El callejón trata de reproducir una calle abierta que había antes de que se cegara con la construcción del edificio del  Banco de Santander

 q callejon de san francisco bis-crop

Al fondo del callejón de San Francisco, una placa conmemora el enterramiento en Valladolid del héroe irlandés Hugh O´ Donell, que se rebeló contra los ingleses. Se desconoce su actual enterramiento

 t calle platerias pasa por ser la primera calle renacentista de españa-crop

s embocadura calle platerias-crop

La calle de las Platerías pasa por ser la primera calle renacentista que se construyó en España, no en vano es producto de la reconstrucción posterior a 1561. A punto estuvo de cambiar la fisonomía de esta calle, con derribo de la iglesia de la Cruz incluido, de haberse llevado a cabo el proyecto de Cort (principios del XX) que proponía que la carretera de Santander (viniendo por Cadenas de San Gregorio y Felipe II) llegara hasta la misma plaza Mayor. Placa que hay en la acera de los impares

 

u en la plaza de fuene dorada, otra muestra de la vocacion comercial que siempre tuvo esta plaza-crop

 Este establecimiento deja testimonio de la vieja tradición comercial de la plaza de Fuente Dorada

 

x-crop

Recuerdo de los diversos nombres que ha tenido la plaza Martí y Monsó

 v plaza de la comedia bis-crop

Sirenas, escultura de Concha Gay en cuyo estanque está la inscripción que acabamos de ver

 

 

Anuncios

CURIOSIDADES DE LA PLAZA MAYOR DE VALLADOLID (I)

El invierno se aproxima y vienen días de frío intenso,  de hielo en las sombreadas carreteras secundarias… Quizá es tiempo de ir pensando en hacer incursiones más interiores: breves paseos urbanos, algún museo, viejas fotos, incluso contar anécdotas… Esto será hasta que el sol de febrero vuelva a brillar con ganas.

Hoy nos vamos a dar un paseo para ver curiosidades y pequeños secretos de la Plaza Mayor de Valladolid.

La estatua del Conde Ansúrez que preside la plaza es del escultor Aurelio Pérez Carretero y está fechada en 1903. Pero nos fijaremos en un par de detalles: uno, es que el Conde porta en su mano derecha la bandera de Castilla;  y otro está en el pedestal de piedra, que entre bajorrelieves y otras decoraciones,  reproduce el que pudiéramos considerar primer símbolo de la ciudad de Valladolid. Datado en 1255, representa torres almenadas formando un círculo, como si fuera una medalla. Es, en realidad, un sello hallado en un pergamino.0

El teatro Zorrilla ocupa parte del solar en el que estuvo, hasta 1837, el convento de San francisco. Este enorme convento junto con su huerta se extendía por toda la manzana que ahora está formada por  la Plaza Mayor y calles  Duque de la Victoria, Santiago y Montero Calvo. Durante muchos años fue el lugar en el que se reunía el Concejo, y cuando se construyó el Ayuntamiento independiente, en el convento oían misa los regidores antes de dirigirse a la casa Consistorial. En este convento falleció Colón en 1506, y en él estuvo enterrado hasta que en  1509   sus restos se trasladaron a Sevilla.  Un reciente estudio sobre el lugar exacto del convento donde se enterró a Colón, indica que fue  en la calle Constitución, más o menos frente a la puerta trasera del teatro Zorrilla.

Un paseo al abrigo de los soportales servirá para ver varias cosas. Las columnas de la plaza Mayor y soportales de alrededor son de granito o de caliza, o mitad y mitad. Cuando se remodeló la plaza, ya en los años 90 del siglo pasado, se acometió la tarea de radiografiar cada una de las columnas que tuvieran granito  para saber en qué  estado se encontraban, pues el granito “rompe” de dentro hacia afuera, no como la caliza, que se va descomponiendo a la vista y por tanto dando la cara de su verdadero estado de conservación.

Y si nos vamos fijando en el techo de los soportales, sobre todo en el tramo de la calle Ferrari hacia la de Santiago, unos pequeños ventanucos indican que aún se conservan mirillas por las que los habitantes de estas casas podían mirar a ver quién llamaba a la puerta.

Más no hemos de dejar de interesarnos por algunos callejones de oficios de los que aún se puede observar la traza, con especial atención al de Boteros, que se muestra tras la puerta de los números 32 y 34 de Ferrari, y el de Torneros que hace pared entre el café del Norte y la óptica Vara. Ambos son visitables pues no se trata de una propiedad privada, sino de un espacio público: son vestigios del viejo trazado de Valladolid.

Terminaremos el paseo delante de la fachada del Ayuntamiento. Inaugurado en 1908, sustituyó a otro anterior en el mismo solar, pero llamo la atención sobre algunos orificios junto a cualquiera de las ventanas de la segunda planta. Se trata de disparos efectuados cuando del golpe de Estado del General Franco, y se han conservado deliberadamente sin restaurar como recuerdo de aquel periodo histórico.

Y forzoso será mirar desde aquí a los soportales del edificio que hace esquina entre Ferrari y la plaza. Se observará que son muy parecidos a los del Ayuntamiento. Esto apunta a que se trata del mismo arquitecto: Enrique María Repullés. Este edificio se inauguró en 1904 y se construyó con destino a hotel: Hotel Moderno. Ahora está ocupado por oficinas y despachos.

Volveremos a la Plaza Mayor la próxima semana.

1

Reproducción de la fachada del Convento de San Francisco

 2

Interior del callejón de Boteros, en otro tiempo un lugar concurrido por soldados y parejas de novios

 3

Una de las pocas mirillas tan peculiares que se han conservado en la zona de soportales

 4

Pilar compuesto de granito y piedra caliza

 5

Detalle de los desperfectos que causaron varios disparos en la facha del Ayuntamiento durante la Guerra Civil

 6

Antiguo Hotel Moderno